miércoles, 9 de febrero de 2011

TEMA DE INTERÉS

AEROGRAFÍA
¿Hobbie, oficio o profesión?

Por José Luis Parada
Fundador, Director y docente
Action Art Europe
Escuela de Aerografía
Barcelona, España
WWW.ACTIONART.ES  


El presente, una confusión alternada entre lo que una persona “normal” quiere, le gusta hacer o tiene que hacer para vivir. En la mayoría de los casos esta persona es explotada, desvalorizada y mal retribuida. Una disyuntiva entre lo que se dice, lo que se hace y lo que se piensa.  Por paradojas de los aerografistas, no se sabe por qué razón específica y objetiva, esta técnica de ilustración mecánica pasa por este extraño y tendencioso proceso.


La aerografía siempre es juzgada por hacer arte con ella, incluso, lapidada culturalmente por su déspota exclusión como alternativa de sistema económico sostenible, pero; ¿Por qué?

En este capítulo especial abordaré cuidadosamente este tema, que siempre inquieta mucho a los que se sienten tentados por el apasionante mundo aerográfico, que ahogan sus ganas de aprender aerografía pensando que terminarán pasando hambre y aguatando el frío con sus cuadros debajo de un puente, al lado de los fantasmas de los post-impresionistas, la aerografía va mucho más allá.



En lo personal, el aerógrafo es  una máquina metálica,  se convierte en arte sólo cuando un aerografista la maneja bien y hacer arte con él, eso se debe de tener muy claro desde el principio. Todavía hay gente que cree que el aerógrafo lo hace todo.  120 años de proceso evolutivo es suficiente para saber que la aerografía ha alcanzado niveles superiores, por una parte esa persistencia y existencia comercial ha garantizado una competencia importante.


Es lógico pensar que a  un estudiante, se le note diferencia en sus trabajos si se le compara con un profesional de trayectoria. Sorprende mucho que hayan aerografistas “profesionales” cuyos trabajos parezcan de estudiantes deficientes por mostrar malos acabados, colores pobres, demasiados efectos, pocos conceptos, dibujos mal proporcionados, mal resueltos,  hasta mal calcados, composiciones disociadas que parecen collages de fotos mal pegadas unas sobre otras, es decir: mediocridad. El problema se acrecienta cuando estos sujetos ganan adeptos o incautos, y lo siguen porque quieren hacer aerografía como él lo hace. Pienso que la fama “aún la mala fama” y la publicidad agresiva siguen llevando fieles al Templo de lo perdido. El final de esas historias siempre es el mismo: La aerografía se les quedó a ellos en un pasatiempo de personas que no irán a ninguna parte.


Todo esto tiene, entre otras, una poderosa razón de ser: La Aerografía no tiene buena escuela.  Les explicaré ¿Qué significa esto? Y por qué los trabajos de nuestros alumnos son tan excepcionales y extraordinarios, aún faltándoles experiencia y comenzando su camino profesional. De esta manera iré respondiendo la pregunta que titula este capítulo.


La Aerografía se ha movido en varios mundos que convergen en un mismo punto: “Vivir de ello”. Cobrar un sueldo fijo exclusivamente de hacer aerografía es una idea subjetiva, al adherir la aerografía al trabajo que hacemos, el concepto se vuelve más concreto, por lo tanto la aerografía es un oficio, porque representa una alternativa económica sostenible. En nuestra escuela hemos tenido muy claro y muy en serio este punto, en eso siempre nos hemos diferenciado de los demás, porque estamos constantemente actualizándonos

 


Alguien que práctica a la perfección su oficio por gusto, y porque se siente bien haciéndolo, aunque al principio cobre poco por hacerlo, está vinculado mentalmente a la actividad que realiza, si tiene claro su objetivo, busca concretamente temas que contribuyan a que su mundo económico se desarrolle alrededor de esa actividad, eso lo hace una persona emprendedora e inteligente a la que se la ha explicado: ¿Qué es la aerografía y de qué va? Cuando lo que hacemos para vivir nos llena como personas y buscamos las maneras de mejorarla, entonces trabajar es un Hobie remunerado, no un capricho que las modas y lo que los comerciantes del ramo pretendan hacer creer. Lástima que muchos han pagado caro ese precio.  En lo personal, esa actitud oportunista de sacarle dinero a los alumnos con cantos de sirena y palmaditas en la espalda, le hace mucho daño al gremio y a la misma aerografía, pero el mundo está lleno de eso desde antes de yo nacer.


Muchos son los oficios que se benefician de usar un aerógrafo para mejorar sus productos y servicios, pero: ¿Están seguros que el dinero lo cobra el que pone su trabajo más barato? O… ¿La gente paga a quien haga bien su trabajo y le ponga buen precio?

Cuando un aerografista inteligente y con talento, se va haciendo un nombre; ¿Por qué la gente los busca y va descartando al que lo ofrece más barato todo el tiempo?
Mi respuesta es muy sencilla:

Porque ese artista tiene estilo y a la gente le gusta y  quiere tener lo que produce.


Cuando un aerografista es disciplinado y constante, haga lo que haga, la gente lo quiere y respeta por lo que hace y cómo lo hace, entonces ese aerografista es un profesional en su oficio, porque sabe, entiende, crea, innova, evoluciona y siempre da más de lo que es como artista en cada trabajo porque siempre tiene mucho que ofrecer, con originalidad, perfección, precio y calidad. Está muy claro que así se hace Arte


Action Art Europe tiene como objetivo: convertir a los aerografistas en profesionales de su oficio, porque cada uno de sus alumnos merece una preparación muy personal durante todo su proceso, y darle todas las herramientas posibles para desarrollar sus habilidades artísticas en inteligencia comercial que les haga sencillo tener experiencia y cultivarse económicamente en el mundo aerográfico.



video

Este vídeo muestra trabajos de algunos de nuestros alumnos
de 2009 y 2010.

video

sábado, 5 de febrero de 2011

VIDEOS

video

     http://www.actionart.es/  les ofrece este mes en sus
nuevos vídeos, un proceso resumido de un coche
tuning pintado por nosotros.
y otros interesantes e instructivos
procesos que seguiremos colgando
para aprender viendo.
video

Este video les cuenta un poco qué es nuestra escuela
y dónde estamos, muestra nuestras instalaciones y algunos
de los alumnos trabajando, cómo lo hacemos
y esperamos que sea de su agrado para conocer mejor
nuesra escuela e Aerografía
video

video

 
                         EL TUNING


La Aerografía y el tuning, son como las cualidades del color, el tono y el matiz, juntos pero no revueltos.
Originalmente, el tuning hace honor a la extravagancia o la excentricidad de quien posee un envidiable auto deportivo, el cual, es lenta y progresivamente cambiado por su dueño, este va decorando y adicionando una interminable lista de accesorios, implantes, y recursos técnológicos que pudieran pensarce imposibles o inauditos para cualquier automóvil, al punto de parecer inútiles a pesar de complicada y obsesiva compulsividad estética por armar un auto con ideas que van desde peceras, hasta discotecas ambulantes.
Pero digan lo que digan, un tunero tiene una pieza
digna de museo a la que no todos pueden optar por tener
.

En principio, el tuning se refiere a las extraordinarias condiciones que el dueño del auto inserta o envenena al motor y al vehículo en general. Pero, la estética visual que un auto como estos tiene, no queda limitada a los efectos coloristas que las famosas casas de pigmentos automotrices ponen a su alcance para pintarlos con los efectos especiales más vistosos. El aerógrafo otorga a estos envidiables autos, un toque artístico tan exclusivo como el coche mismo que va siempre mas allá de lo simple. Un verdadero reto, en algunos casos para tuneros con verdadero gusto por el arte y para un aerografista que busca la oportunidad para demostrar su capacidad de plasmar su estilo y darse un nombre, es justamente aerografíar un coche así.
Una cosa es pintar un coche y otra muy distinta pintar un tuning.





    Generalmente, el mundo del tuning y la aerografía no están vinculadas directamente, las competiciones al respecto no consideran la aerografía como un elemento  relevante a la hora de valorar el auto, por lo que queda a cuenta del dueño del coche, decorar o no su auto por un gusto especial por tenerlo pintado, pero es inegable que un tunero quiere marcar diferencia ante todo y sobre todos, es un factor hedonista, narciso y estético de ser único o hacerse notar, por ello, el aerografista tiene un verdadero reto al tener como cliente a un tunero con claras intenciones de hacer de su coche el mejor de todos.



      Ponerse de acuerdo en el diseño para pintar un coche no es tan sencillo como parece, es muy común decorar un coche con diseños ya resueltos por otros artistas, pues copiándolos ya no se tiene que pensar ni invertir tiempo ni dinero en ideas o diseños. Pero hacer aerografía sobre un coche tuning son palabras mayores.
Un coche tuning por su condición es casi único, un buen tunero exige y paga por un artista que le ofrezca un concepto innovador que lo vincule a su máquina más de lo que ya lo está, a fin de hacer una obra maestra interactiva y digna de ser aplaudida. Esto puede llevar semanas de bocetos, ideas y montajes hasta saciar las necesidades deseadas.




   
Afortunadamente, la aerografía no conoce límites, todas y cada una de las piezas del coche que deban pintarse, puede sacarse, imprimarse, pintarse, barnizarce y volverse a ensamblar, todas son pan comido para el aerografista, una vez que ya el diseño está claro, los colores precisos y pigmentos de efectos especiales escogidos adecuadamente, para crear fulgurantes resultados visuales, según el tipo de luz que el coche enfocará, es decir, aerografiar un coche tuning es una experiencia profesional muy enriquecedora porque siempre se viven inquietantes experiencias artísticas que terminan nutriendo las capacidades de aerografista, tanto por su trabajo, como por su lucro, y que deben siempre tener a un cliente satisfecho por haber hecho una inversión de calidad, durabilidad, belleza y nivel.




            Un buen trabajo se ve bien a simple vista porque la suma de sus partes así lo constatan. Es el diseño, el dibujo, el color, los materiales, el tiempo y por su puesto, la creatividad y el talento sumados al equipo de trabajadores del mundo aerografíco y automotriz, el conjunto perfecto.
Uno de los objetivos de nuestra escuela es justamente formar aerografistas profesionales que dejen estampada su firma en cada trabajo y complacer a cada cliente en sus necesidades.
Les invitamos a ver nuestros vídeos de este mes,  de forma resumida, verán una parte de un coche tuning pintado por nosotros, pero no ha sido el único.

HISTORIA DE LA AEROGRAFÍA

1960


La Aerografía y la década de la revoluciones




Paradójicamente a los cambios de la historia, durante los añós 60´s no fueron tanto la publicidad, el academicismo, la industria o el diseño, donde el aerógrafo marcó su escencia atomizadora, fue en las artes conceptuales donde la aerografía encontró un pequeño oasis, pues al su alrededor el mundo se destapaba y enrollaba en una desatada  acometida histórica, contracultural y muy violenta.





Durante esta turbulenta década, las artes conceptuales tuvieron su época de oro. El mundo se sacudía entre presiones políticas y culturales que por un lado la "liberaban" y por otro la reprimían, la paz no fue casi en ningún caso, una opción que se pudiera discutir, incluso, los medios publicitarios cotribuyeron con el insconciente colectivo en la desenfrenada búsqueda del clímax, Nirvana o encontrar el insaciable deseo de placer que de alguna u otra forma todos querían experimentar. Las artes conceptuales evadieron a toda costa los sistemas de vida conservadores. Las entonces poderosas fuerzas políticas que dominaban al mundo ideológicamente, representaban entre sí una amenaza recíproca, encontrando ambas en la guerra una forma de comercializar sus mercados para "implantar la paz".



La revolución sexual, el imperio de las drogas, los ideales lunáticos del mundo en general, fueron la musa de los movimientos artísticos que desnudaron públicamente la experimentación psicodélica de las artes visuales en pro del mundo de las sensaciones. El Op-art, el cinetismo y el Pop-Art, reunieron todas aquellas herramientas comerciales de las artes gráficas que como el aerógrafo, habían sido catalogadas de artes menores.




Los años 60´s fue una década de reclamos, luchas, rebeldías, represiones y libertades, un ambiente tan agitado motivó a fotográfos, litógrafos, serigrafistas, grabadores, dibujantes del cómics y aerografistas a plasmar y juzgar un mundo apocalíptico, de social y moral decadencia, enmarcada en una violenta psicodélia que intentó llevar al espectador a otra dimensión mejor que la real, o a un llamado o despertar de una generación que quiso cambiar las cosas. Hoy nos conformaríamos con un paso.
El aerógrafo fue un compañero más que muchos artistas utilizaron "tímidamente".  Es de reconocer que fue una época de expresiones más que de técnicas, puede ser esta la rázón por la que pareció ser tán tácita su participación, sin embargo, fue como muchas, una herramienta. No lejos estaría el momento en que, como todas las cosas, iría llegando el momento de hacerse notar por si sola.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...