lunes, 14 de septiembre de 2015

PROMOCIÓN ANIVERSARIO 2015

EN ACTION ART EUROPE


LA ESCUELA DE AEROGRAFÍA


ESTAMOS DE


ANIVERSARIO


CUMPLIMOS 16 AÑOS

 INVICTOS


Y PARA COMPARTIR

NUESTRO GRAN PASTEL


DE CELEBRACIÓN

ESTE MES DE SEPTIEMBRE

CON TODOS

 OFRECEMOS

NUESTRA 

PROMOCIÓN DE REGALO


CON EL CURSO COMPLETO

DE AEROGRAFÍA PROFESIONAL


TE REGALAMOS...


100 EUROS DE DESCUENTO!

ASI COMO LO ESTÁS

LEYENDO

!!!100 € DE DESCUENTO!!!


EN TU CURSO COMPLETO

DE AEROGRAFÍA.


¿QUÉ ESPERAS?

! CORRE !

QUE TE QUEDARÁS SIN TU TROZO


Y FELIZ PROMOCIÓN
DE ANIVERSARIO

LLAMA YA
93 4107422


O AL
INFO@ACTIONART.ES


VISITA NUESTROS
FACEBOOKS

GOOGLE PLUS

O COMO SEA

PERO 


CORRE POR TU TROZO Y 100€
DE DESCUENTO.


ESTE REGALO ES PARA TÍ
POR PREFERIRNOS

martes, 8 de septiembre de 2015

AEROGRAFÍA Y TATTO

                                      Aerografía y Tatto


                                 ¿Qué si y qué no?



Redactado por
José L. Parada C.
Co Fundador
Profesor
Action Art Europe
Escuela Aerografía
Y Bellas Artes.






En un momento de la historia contemporánea estas dos maneras de hacer arte confundieron a muchos en cuanto ambas tocaron la piel.  Si bien ambos artes conviven en el Kustom como una forma de expresión bastante clara y evidente, muchos las relacionan como si fuesen una misma cosa, o una proviniese de la otra o fuese una consecuencia una de la otra.



La aerografía puede decorar la piel sin problema, aplicar bronceadores, tintes de cierta permanencia, hacer arte y mucho más, pero realmente no puede tatuar.
El Tatto por el contrario si queda permanentemente adherida a la piel casi para siempre porque si se inyecta dentro de la piel y la marca o pinta de manera indeleble.



Sin embargo el parecer de la gente que siente cierto vínculo de la aerografía con el tatto, no está tan equivocada del todo.
No es porque el aerógrafo tatúa ni porque la máquina de tatuar pinta murales etc. Es porque ambas parecieran tener la misma forma de aprenderse, y que gracias al ir y venir de la cultura Kustom, ambas formas de hacer arte han terminado expresando casi lo mismo.



Por eso en este interesante capítulo analizaremos un poco ambos mundos y veremos cómo la aerografía y el Tatto terminan llevándose muy bien, aunque realmente no tienen que ver nada una cosa con la otra.


¿Qué sí?


Aprender bien la aerografía como técnica de ilustración mecánica requiere un uso constante, decidido y motivado a controlar el aerógrafo para obtener excelentes resultados. Al principio muchos lo usan de forma lineal por defecto, al tiempo varían las formas de pintar hasta entenderlo y terminar personalizado los trazos con el que cada quien 
pinta y se satisface.


El Aerógrafo se usa en diversas distancias y acercamientos a los soportes dependiendo del modelo o detalle que queremos pintar, desde una gran nube hasta pestañas muy finas.


Por tal motivo puede decirse que quien aprende aerografía termina aprendiendo a dibujar, porque la constante insistencia lineal que los principiantes hacen cuando comienzan, termina ayudándolos a dibujar con destreza y exactitud, es decir, logran dos objetivos en uno.
Un tatuador debe aprender a usar su máquina con destreza igualmente, si un tatuador dibuja, se le hará mucho más fácil aprender a tatuar a razón de que conoce los principios del dibujo y los aplica a sus trabajos, resolviendo sus ideas o bocetos previos al arte que tendrá que resolver.



La Aerografía siempre es creativa al igual que el Tatto, porque aunque copien de una foto como referencia, ambos resultados son exclusivos, porque aún repitiendo el mismo motivo, nunca quedará igual al anterior, siempre que se haga un trabajo nunca se podrá copiar una segunda vez con la misma exactitud que el primero.



El aerógrafo y la máquina de tatuar se sujetan de manera parecida cuando se van a usar, usando  el pulgar y el dedo índice con indispensable agilidad, por eso pareciera que ambas máquinas funcionasen igual.



Por eso muchas veces hay aerografistas que combinan muy bien el arte de hacer aerografía y el arte de tatuar, porque  el manejo de las respectivas máquinas se parece.


¿Qué no?


El aerógrafo usa aire comprimido proveniente de un compresor para hacerse, la máquina de tatuar electricidad.
El aerógrafo nunca toca los soportes sobre los que pinta, la máquina de tatuar inyecta la piel directamente.
La aerografía usa cualquier pigmento diluido en agua, alcohol o disolvente para pintar sobre diversos soportes, la máquina de tatuar solo pigmento para la piel.
No se puede tatuar con un aerógrafo ni pintar aerografía con una máquina de tatuar.



¡Pero!



Un aerografista no tendría ningún problema en aprender rápido a tatuar y un tatuador tampoco tendría problema en aprender aerografía, porque ambas formas de hacer arte trabajan comercialmente en la misma línea de productos exclusivos, personalizados y sobre todo artísticos.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...