lunes, 1 de mayo de 2017

HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN FANTÁSTICA 2



Historia de la Ilustración Fantástica 2.
Compilada y redactada
Por José L. Parada C.
Director Action Art Europe
Escuela de Bellas Artes
Aerografía Profesional


Capítulo 2
Lo Fantástico, literatura de
Lo increíble.



Etimológicamente significa: Quimérico, que no tiene realidad, y que existe solo en la mente imaginativa.  Pero en sí la palabra “fantástico” se ha utilizado e contextos tan variados, que ha perdido gran parte de su propio significado.  Tradicionalmente, lo fantástico, se ha identificado con lo sobrenatural, no con lo ficticio, ya que toda literatura en principio es pura ficción, por mucho que se justifique en una realidad. 



Existen diferencias evidentes entre las mismas manifestaciones, al punto de que una obra detectivesca y otra fantástica pueden ambas exagerar la realidad, lo irracional y lo inexplicable. A pesar de la confusión existen claras diferencias entre: Lo maravilloso, lo insólito y lo propiamente fantástico. Pero para los artistas que se inspiran en representar con sus ideas, bocetos y dibujos la traducción de lo que las letras describen, solo debe rezar una ley que es el éxito o fracaso de su trabajo:
“Que lo increíble sea y se vea creíble”.



Es muy curioso para quienes quieren entender, o por lo menos eso les interesa informarse, cómo se identifican rápidamente estos tres términos anteriores para saber cómo se pueden re crear correctamente.  Por ejemplo si se aporta una explicación racional al final del relato, estamos en presencia de “lo insólito. 


Lo que a primera vista parecía escapar a las leyes físicas del mundo real no es más que un engaño de los sentidos, que es el caso de las novelas policíacas. Un fenómeno sobrenatural que queda sin explicación se considera “maravilloso”. 



“Lo fantástico” es la eterna duda del lector, justo cuando el lector se está preguntando: ¿Qué pasa? Y ocurre cuando chocan la realidad y lo inexplicable, o lo que no tiene sentido. Lo fantástico es una vacilación de la razón frente a lo irracional.


Para hacer entendible nuestro capítulo a quienes todo el tiempo están pintando sin leer un solo libro, haremos división entre los “Fantástico antiguo, y Fantástico moderno”. Nos referimos a que una por ejemplo: “La Odisea” se cataloga como literatura fantástica, pero antes no lo era porque se suponía con carácter histórico.


Para proceder al tema gráfico en cuestión, y viajar a través del arte, las imágenes, los artistas y las técnicas, que es lo que a muchos sí que les interesan,  resumiremos solo a título comprimido, las fuentes y órdenes bajo las cuales la literatura fantástica moderna y, nutren con sus letras un comercio que no se detiene y que sigue generando materia prima para miles de artistas, que con la intención de ser famosos, vivir de ello, hacer lo que les gusta o lo que les da la gana por la razón que sea, han estructurado las grandes historias que incluso, con ayuda de la tecnología, han cambiado el rumbo de la historia del cine, y han inundado de cruenta ignorancia a los apasionados del video juego, que más que ilustrarse por la fascinación de la iconofília, desahogan su instinto de conquista personal tomando un control, para hacer de la muerte, la crueldad, el estress y la violencia semántica virtual, un caja registradora de puntos, y superación de niveles de juego, dándole valor equitativo y visual a los muertos del nivel 2  con los semanalmente muertos de la guerra en Siria.
 

Literatura Fantástica del siglo XX
CIENCIA FICCIÓN.


Es una rama de la literatura que versa sobre las respuestas del ser humano a los caminos que se producen en la ciencia y la tecnología. Isaac Asimow. 1978.
En el transcurso de la historia se han desarrollado muchas definiciones que alimentan este mercado brutal del consumo de lo fantástico, y cada año los fanáticos y escritores eruditos en la materia aportan mucha más materia en cuanto más oportunidad hay de hacer de lo inalcanzable algo posible.  Pero lo que sí es palpable es la confusión que el término provoca.


Término cuya sola mención despierta la imaginación del público que lo compra. No es una ciencia, el  término se creó para referirse, de alguna manera, a aquellos relatos que partían de una idea científica o teórica para desarrollar toda una historia irreal alrededor de esos elementos supuestos, pero cuyos argumentos aparentaran se tan reales como la propia humanidad. Los hechos no son comprobables o probables, solo posibles. Siempre intenta justificar y razonar lo desconocido. El vivir y navegar por el universo, viajes por el tiempo, otros planetas, batallas extraterrestres, etc.


Partiendo de la propia antigüedad mitológica, intenta intelectualizar lo más posible la vida para solventar el sufrimiento humano, pero lo que está claro es que no habría podido sobrevivir sin los cambios rotundos que trajo al mundo la revolución industrial, la novela gótica, el terror, la novela negra y el realismo mágico.

 Continuará.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...