sábado, 1 de julio de 2017

HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN FANTÁSTICA 4



Historia de la Ilustración Fantástica 3.



Compilada y redactada

Por José L. Parada C.

Director Action Art Europe

Escuela de Bellas Artes

Aerografía Profesional




WWW.ACTIONART.ES

WWW.JLPARADA.COM




Capítulo 4




  Los Artistas.






Justo antes de la llegada de la ilustración digital tal como la conocemos hoy en día, es decir, antes del año 2000 para ser un poco exactos,  justo minutos antes de la caída del Muro de Berlín ya el Internet y el Photoshop comenzaban a romper el cascarón para desatar todo lo que vino después, el cambio que ocasionaría la llegada de los programas de animación e ilustración digital que marcaría el fin de los artes echos a mano para siempre.



Hasta finales de 1999 lo que considero: “La última era de los grandes ilustradores” daba por así decirlo; el último tumbo a su exterminio. No fue intencionado, ni promovido por nadie, ni contra nadie, simplemente la era de la ilustración digital fue el siguiente paso tecnológico que innovaría a toda una generación de lectores de la ciencia ficción y la fantasía en general, con la cual los grandes Maestros de la Ilustración editorial, estaban listos para marcar su adiós y dejar que los nuevos artistas hicieran lo suyo. 


Sin embargo los grandes nombres, los nuevos Maestros, o los nuevos “Grandes” que todos esperábamos con ansiedad para saber que nueva frontera del realismo, que nuevos y sorprendentes aportaciones podrían ofrecer que ya los grandes habían colmado, así como qué nuevos límites de la imaginación tenían los ilustradores del siglo XXI iban a romper para dar el paso hacia adelante, realmente hoy a 17 años de aquel cambio, realmente nunca llegó.


Todos los artistas procedentes de la era de la ilustración digital son prácticamente herederos de los anteriores, una consecución de sus legados, con lo cual, todavía un nuevo líder del mundo de la ilustración digital es famoso, pero dentro de la élite y las editoriales, pero mundialmente como los antecesores, no he visto al primero que haya podido hacer olvidar a alguno anterior por mérito propio, y no por el factor tiempo en lo relativo a factores mediáticos, ya que la popularidad se volvió muy volátil por la misma forma de ser del internet, todo cambia a segundos y todo pasa al olvido velozmente, si no por le echo de que se ha demostrado que ya no hay nada nuevo que crear y explotar.




Por otra parte, antes de 1999, antes de que las grandes editoriales se comieran a las pequeñas, o se monopolizaran por internet, fusionándose con la otra parte del planeta originando una avalancha de artistas  desconocidos aunque buenos, puso en jaque el mundo del papel al trascender el “libro digital”.



La manera de consumir fantasía ha cambiado y se ha tecnificado de tal manera que ahora es más difícil venderse como artista destacándose individualmente por una casa editorial exclusivamente que convierta al ilustrador en un famoso que supere al propio escritor. 


Hoy en día los propios artistas pueden auto editarse, formar una mini empresa sin registro junto a un escritor sin oportunidades, un asesor de márqueting al que nadie quiere contratar, un diestro en las artes de productos on line que está sin trabajo, y colgar su propio producto por internet a la espera de tiempos mejores. Ya no se necesitan editoriales porque la red tiene posibilidades hasta para financiarse, es una ventaja, pero así como hacerse millonario y famoso en el siglo XX era un sueño, no hay mucha diferencia con el XXI.



Entre todo este revuelo donde nadie sabe a dónde va a encontrar su gallina de los huevos de oro, salvo los que sí lo saben, nos detendremos a dar conocer a los nuevos curiosos del mundo ilustrativo fantástico, quiénes fueron aquellos “Grandes Maestros” de la Ilustración Fantástica, de los cuales ahora los nuevos se han nutrido totalmente de sus estilos, técnicas, propuestas y formas de diseñar y crear fantasía, acondicionada más por el efecto que por el concepto, pero que siguen siendo la fuente de inspiración del presente, que para mí, no han hecho otra cosa que pretender usurpar el pasado, pasarlo por una máquina y venderlo como nuevo y nunca visto, funciona para los niños o jóvenes menores de 25 años que no saben su origen, pero para mí son refritos.



No debe causarnos ninguna extrañeza conocerlos de cerca, ya a sus avanzadas edades son el resultado de su propia evolución, un largo camino de vida llena de reveses y triunfos, fruto de buenas épocas, buenas oportunidades, innovadores absolutos de estilos por otros Maestros de Arte y a la vez, víctimas de sus tiempos, circunstancias, trampas y problemas que las personas normales solemos tener en la vida real cuando se compite o los inversores apuestan a nunca perder.




En el próximo capítulo comenzaremos a conocer mejor a estos Grandes que han dejado su legado artístico al mundo de la Ilustración Fantástica y son el alimento de los nuevos que no los conocen o no lo saben.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...