jueves, 11 de noviembre de 2010

¿ QUÉ COMPRESOR ME COMPRO? !!!!

                            

                                                                              
Este tema puede causar verdaderos problemas a los alumnos, que durante su proceso de aprendizaje en la escuela, ya quieren pintar todo lo que los rodea con un aerógrafo. No hay nada de malo de tener entusiamo y aplicar el talento apasionadamente a todas las superficies posibles, es estupendo aprender aerografía y saber lo buena y lucrativa que puede ser cuando la oportunidad se presenta.  Por eso abordaremos el tema de los compresores y recomendaré el mejor para trabajar.
                                                                            


        Los compresores son máquinas nada sofisticadas, su sistema de funcionamiento es sencillo, práctico y garantizado. Esto quiere decir que no hay que buscar desesperadamente una marca específica, porque un compresor es simplemente un motor que llena de aire un tanque y lo almacena para usarlo a una presión adecuada. Debemos saber que un compresor como máquina debe adaptarse a nuestras necesidades, no nosotros a él.  Vale la pena acentuar este comentario porque parace en algunos casos ser lo contrario.

     No es la idea dictar una cátedra sobre sistemas de compresión de aire no respirable, pero si ser detallado en la información que apronta.


 
      Primeramente el motor del compresor tiene una capacidad de trabajo que se mide por caballos de fuerza o la sigla: HP (Horse Power), las medidas de poder van desde 1/4 hasta 10 o mas, es curioso saber que el motor de una nevera que podría usar 1/4 HP, sirve para construir un eficiente compresor, pero ya venden compresores eficientes y accesibles como para ponernos de mecánicos amateurs por ahorrarnos un dinero. Un aerografista puede usar un compresor de 1 HP para trabajar, ya que es buena garantía de trabajo para muchas aplicaciones comerciales que lo requieran.
Los caballos de fuerza de un motor son la rapidez con la que el aire se almacena en el tanque, los HP no tienen nada que ver con la presión con la que se trabaja, ni con la cantidad de aire que se almacena. A menos caballaje, tardará mas tiempo en llenarse en tanque y más trabajo para el motor, por lo tanto más  gasto electricidad.


 
Un aerografista debería usar un compresor de Pistón, porque este sistema funciona con un persostato que se apaga y se enciende según el tanque se vacíe o necesite volverse a llenar, este sistema es muy eficiente porque no hay que estar pendiente del aparato todo el tiempo, es como si él trabajara por su lado fabricando aire y nosotros en lo nuestro con el aerógrafo.

Los compresores portátiles (con ruedas posteriores), se van con nosotros a todas partes y donde esté el  trabajo, generalmente los comrpesores  de un HP pesan lo suficiente como para pensar cargarlos como bebés, además de que un aerografista lleva muchas cosas adicionales consigo cuando trabaja, como para optar por cargar el compresor también. Estos compresores llevan un asa muy cómoda para hacerlo rodar por toda la localidad según nuestras necesidades.


 
Los compresores de pistón traen un regulador de presión, es muy fácil abrirlo haciéndolo girar para determinar la presión adecuada que queremos usar, estos reguladores poseen dos dispositivos en los que se pueden observar la presión que usamos y la cantidad de aire que aloja el tanque. Todos los compresores deben tener un filtro de agua y aceite, ya que trabajar con aire comprimido es generar mucha humedad y el filtro evitará que el aerógrafo escupa agua y aceite a los trabajos. Igualmente el compresor debe purgarse, porque el agua y el aceite van quedando dentro del tanque y eso hay que eliminarlo semanalmente.


 
Saber que nuestro primer taller o estudio es nuestra propia habitación y que nuestra habitación fue, en principio, diseñada para vivir y no para trabajar, nos hace pensar ¿Qué tipo de compresor necesitamos?.  Hablar de compresor es hablar de ruído. El ruído es un elemento contaminante, es decir, hace daño a la salud mental y auditiva. El ruído de un compresor es constante, su encender y apagar progresivamente, podría ser como una piedrita que cae en la cabeza durante horas, ese ruído resonará en la habirtación y podría molestar a los habitantes de la casa y también a los vecinos. Es bueno saber que el ruído altera los nervios, causa insomnio, deteriora los tímpanos, contribuye subiendo los niveles de agresividad e intolerancia, tanto la nuestra como la de los habitantes de la casa, si adicional a eso, se trabaja con música, saquen la cuenta.
 El ruído es un problema que podría aminorarse un 45% con la fabricación de una caja de resonancia, por lo tanto bajaran los decibeles, pero seguirá escuchándose el motor.
Los compresores con aceite salpican a su alrededor, salpicar aceite que huele y que manchará todo lo que toque casi de manera permanente, se debe tomar en cuenta dependiendo todo lo que esté al rededor.
Los compresores sin mantenimiento (que no necesitan aceite), hacen más ruído aún que un compresor  con aceite, no salpican pero suenan.
Los compresores silentes (que no suenan) son ideales para cualquier aerografista, porque son cómodos, pero como nada es perfecto, son costosísimos, y más para un estudiante o para quien no está muy seguro de meterse de lleno en el mundo de la aerografía de manera permanente.
Las condiciones en las que trabajaremos en nuestro taller o estudio, son vitales para adaptar el compresor lo mejor posible  en el mismo, vale la pena la advertencia porque a veces, se toma en cuenta cuando ya tenemos el compresor en casa.


 
En algunos países la medida de aire se mide por libras por segundo y por minuto, para medir el aire usan el PSI y en otros el CFM, un CFM equivale a más o menos a 24,2 libras de aire por minuto. Un aerógrafo utiliza generalmente 2 CFM, es decir: Un máximo de 48 libras de aire por minuto.  Los tanques de los compresores traen etiquetas donde esta informacion aparece. Sirve ver los límites de PSI que el compresor soporta, esta cifra puede dividirse entre 24,2 para calcular más o menos: ¿Cuántos aerógrafos podrían trabajar simultáneamente?

Es muy importante adquirir el compresor en una tienda especializada, porque allí el distribuidor ofrecerá garantía, repuestos, mantenimiento, servicios y accesorios de las marcas que distribuye, igualmente hay que leer detenidamente y cumplir todos los pasos que dicten las instrucciones del manual de encendido del compresor al pie de la letra cuando está nuevo, los compresores son sencillos de usar, pero el encedido icicial el vital.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...