miércoles, 9 de febrero de 2011

TEMA DE INTERÉS

AEROGRAFÍA
¿Hobbie, oficio o profesión?

Por José Luis Parada
Fundador, Director y docente
Action Art Europe
Escuela de Aerografía
Barcelona, España
WWW.ACTIONART.ES  


El presente, una confusión alternada entre lo que una persona “normal” quiere, le gusta hacer o tiene que hacer para vivir. En la mayoría de los casos esta persona es explotada, desvalorizada y mal retribuida. Una disyuntiva entre lo que se dice, lo que se hace y lo que se piensa.  Por paradojas de los aerografistas, no se sabe por qué razón específica y objetiva, esta técnica de ilustración mecánica pasa por este extraño y tendencioso proceso.


La aerografía siempre es juzgada por hacer arte con ella, incluso, lapidada culturalmente por su déspota exclusión como alternativa de sistema económico sostenible, pero; ¿Por qué?

En este capítulo especial abordaré cuidadosamente este tema, que siempre inquieta mucho a los que se sienten tentados por el apasionante mundo aerográfico, que ahogan sus ganas de aprender aerografía pensando que terminarán pasando hambre y aguatando el frío con sus cuadros debajo de un puente, al lado de los fantasmas de los post-impresionistas, la aerografía va mucho más allá.



En lo personal, el aerógrafo es  una máquina metálica,  se convierte en arte sólo cuando un aerografista la maneja bien y hacer arte con él, eso se debe de tener muy claro desde el principio. Todavía hay gente que cree que el aerógrafo lo hace todo.  120 años de proceso evolutivo es suficiente para saber que la aerografía ha alcanzado niveles superiores, por una parte esa persistencia y existencia comercial ha garantizado una competencia importante.


Es lógico pensar que a  un estudiante, se le note diferencia en sus trabajos si se le compara con un profesional de trayectoria. Sorprende mucho que hayan aerografistas “profesionales” cuyos trabajos parezcan de estudiantes deficientes por mostrar malos acabados, colores pobres, demasiados efectos, pocos conceptos, dibujos mal proporcionados, mal resueltos,  hasta mal calcados, composiciones disociadas que parecen collages de fotos mal pegadas unas sobre otras, es decir: mediocridad. El problema se acrecienta cuando estos sujetos ganan adeptos o incautos, y lo siguen porque quieren hacer aerografía como él lo hace. Pienso que la fama “aún la mala fama” y la publicidad agresiva siguen llevando fieles al Templo de lo perdido. El final de esas historias siempre es el mismo: La aerografía se les quedó a ellos en un pasatiempo de personas que no irán a ninguna parte.


Todo esto tiene, entre otras, una poderosa razón de ser: La Aerografía no tiene buena escuela.  Les explicaré ¿Qué significa esto? Y por qué los trabajos de nuestros alumnos son tan excepcionales y extraordinarios, aún faltándoles experiencia y comenzando su camino profesional. De esta manera iré respondiendo la pregunta que titula este capítulo.


La Aerografía se ha movido en varios mundos que convergen en un mismo punto: “Vivir de ello”. Cobrar un sueldo fijo exclusivamente de hacer aerografía es una idea subjetiva, al adherir la aerografía al trabajo que hacemos, el concepto se vuelve más concreto, por lo tanto la aerografía es un oficio, porque representa una alternativa económica sostenible. En nuestra escuela hemos tenido muy claro y muy en serio este punto, en eso siempre nos hemos diferenciado de los demás, porque estamos constantemente actualizándonos

 


Alguien que práctica a la perfección su oficio por gusto, y porque se siente bien haciéndolo, aunque al principio cobre poco por hacerlo, está vinculado mentalmente a la actividad que realiza, si tiene claro su objetivo, busca concretamente temas que contribuyan a que su mundo económico se desarrolle alrededor de esa actividad, eso lo hace una persona emprendedora e inteligente a la que se la ha explicado: ¿Qué es la aerografía y de qué va? Cuando lo que hacemos para vivir nos llena como personas y buscamos las maneras de mejorarla, entonces trabajar es un Hobie remunerado, no un capricho que las modas y lo que los comerciantes del ramo pretendan hacer creer. Lástima que muchos han pagado caro ese precio.  En lo personal, esa actitud oportunista de sacarle dinero a los alumnos con cantos de sirena y palmaditas en la espalda, le hace mucho daño al gremio y a la misma aerografía, pero el mundo está lleno de eso desde antes de yo nacer.


Muchos son los oficios que se benefician de usar un aerógrafo para mejorar sus productos y servicios, pero: ¿Están seguros que el dinero lo cobra el que pone su trabajo más barato? O… ¿La gente paga a quien haga bien su trabajo y le ponga buen precio?

Cuando un aerografista inteligente y con talento, se va haciendo un nombre; ¿Por qué la gente los busca y va descartando al que lo ofrece más barato todo el tiempo?
Mi respuesta es muy sencilla:

Porque ese artista tiene estilo y a la gente le gusta y  quiere tener lo que produce.


Cuando un aerografista es disciplinado y constante, haga lo que haga, la gente lo quiere y respeta por lo que hace y cómo lo hace, entonces ese aerografista es un profesional en su oficio, porque sabe, entiende, crea, innova, evoluciona y siempre da más de lo que es como artista en cada trabajo porque siempre tiene mucho que ofrecer, con originalidad, perfección, precio y calidad. Está muy claro que así se hace Arte


Action Art Europe tiene como objetivo: convertir a los aerografistas en profesionales de su oficio, porque cada uno de sus alumnos merece una preparación muy personal durante todo su proceso, y darle todas las herramientas posibles para desarrollar sus habilidades artísticas en inteligencia comercial que les haga sencillo tener experiencia y cultivarse económicamente en el mundo aerográfico.



video

Este vídeo muestra trabajos de algunos de nuestros alumnos
de 2009 y 2010.

video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...