sábado, 3 de noviembre de 2012

TEMAS INTERESANTES


AEROGRAFÍA NO ES KUSTOM
Y VICEVERSA.


Juntos pero no revueltos


Por José L. Parada C.
Director profesor
Action Art Europe
Escuela de Aerografía



Para quienes han seguido la historia de la aerografía, o saben bien ¿Qué es el Kustom? No debería ser un problema entender la diferencia entre la cultura y la técnica, y les puede parecer extraño que nos pongamos a explicar el tema, pero por mi experiencia, creo que es momento de explicarlo de una buena vez, poner puntos claros y abrir mentes.


La razón de explicarlo en este blog, sencillamente radica en el hecho de que  he visto insistentemente,  repetitivos mensajes que insisten seguir martillando una y otra vez, la idea de que el Kustom es aerografía, y que hacer aerografía es hacer Kustom, porque parece, que no se sabe hacer otra cosa, o no existen otras ideas que pintar encima de una moto o un coche.



 Si no hubiese tanta desinformación al respecto, y no se estuvieran ocasionando “molestias” a un mercado que debiera estar mejor establecido”,  que no está claro para los nuevos aerografistas, pero si lo está para quiénes pretenden dirigirlo comercialmente para su beneficio, creando un "concepto híbrido", y mal vendiendo esta confusión.



La desinformación sobre el tema del Kustom con la aerografía, y sus vinculaciones mal enfocadas, comercializadas y vendidas, como si una fuese o dependiera de la otra, perjudica justamente al mercado, primero, porque quienes la instruyen, o dan clases de aerografía, no saben realmente que es el Kustom, sino, no lo hicieran, por otro lado, algunos que dan clases de aerografía Kustom, no pertenecen a ese mundo como para prodigar sus tendencias gráficas “gracias a la aerografía”.  Ya llevan bastante tiempo machacando esa estupidez,  y haciéndolo verdaderamente “pesado para los aprendices”, porque no todos los que aprenden aerografía les gusta el Kustom, muchos alumnos no lo conocen, o no comparten sus ideales. Y por otro lado, se está pretendiendo decir, que todo lo referente al mundo de la aerografía se aplica exclusivamente para hacer fuego real y calaveritas diabólicas (que de paso, tampoco el Kustom se limita a pintar exclusivamente esas representaciones gráficas).



Si hubiese representantes de la cultura Kustom, deberían tomar cartas en el asunto y poner algunos puntos claros con estos individuos.





Disculpen los que llevaban años pasándoselo teta, inculcando y cobrando por eso, pero todos lo que enseñan, o creen que hacer aerografía es “eso”, están  bien equivocados, lamento informales que  están diseñando y programando su autodestrucción corporativa, y a la aerografía propiamente dicha le están sembrando “mala fama”, cosa que me irrita de verdad. 



Seguir con esa necedad, sin decir lo infinito que el mundo de la aerografía puede ofrecer, limitándola de esta manera, es ser poco inteligente, es tener la cabeza bien dura,
Ignorante y bien cuadrada. 



Precisamente nos tomaremos la molestia de explicarlo de forma definitiva, debido a la falta de conocimientos al respecto, y a la vez, para educar a los principiantes,  que lo sepan y eviten la manipulación de seguir pagando por un engaño que hemos tenido que escuchar, cuando vienen a la escuela  estas víctimas, y nos cuentan sus desagradables experiencias. Nuestro  fin es guiar y tratar de “hacer entender” que justamente:


Aerografía no es Kustom y viceversa”.





En primer lugar, la aerografía comercial siempre ha sido una excelente alternativa para trabajar sobre cualquier tipo de superficie, eso ya es mundialmente conocido, ni es un secreto para nadie. 




En muchos países, la personalización o el “diseño exclusivo”, así como la reproducción de imágenes sobre coches, van de múltiples e infinitas posibilidades, que van más allá del Kustom y su universo.  Marcadas por el gusto del cliente, y la talentosa capacidad técnica del artista del aerógrafo, y de su importante “CULTURA”, al respecto de componer, diseñar, montar y ejecutar su obra. 
Por ese lado, ya hay una considerable diferencia entre los que “hacen aerografía” y los que son artistas del aerógrafo. Cuando un aerografista “engañado” no tiene otra cosa en su cabeza, si no un montón de llamas con purpurina, y no se le ocurre pintar nada más, es porque simplemente eso fue lo que aprendió. ¿Le importa eso al cliente, al fabricante o a quienes dictan el cursillo, que de paso ya le cobraron?
Yo que ustedes, me lo pensaría.




No queremos desprestigiar a ningún ejecutante de la aerografía, ni al Kustom, lo que pretendemos decir, es que el mundo de la aerografía es “ILIMITADO”, no se concentra exclusivamente en una sola tendencia cultural como lo es El Kustom, parece que todavía eso, muchos no me lo quieren entender.


Cuando un estudiante, viene a la escuela, lo primero que le enseñamos es que  aprenderá con nosotros a hacer lo que quiera con la aerografía, y le damos todas las herramientas técnicas, intelectuales y profesionales para lograrlo. Su formación y educación serán vitales para garantizarle una posibilidad comercial importante, que poco a poco, y con su propia iniciativa, le dará los frutos que necesita. Entre esos, el dinero.
Un aerografista necesita preparación profesional, no ponerse a pintar calaveras con fuego todo el día y pensar que la aerografía es eso, y muchísimo menos que el Kustom es así.




Cuando alguien se dedica a vender pinturas y productos aerográficos, y usa a la aerografía para vender su producto exclusivamente, como si vender aerografía fuese comprar una franquicia, y poner la carne en el asador, utilizando deliberadamente al Kustom para enganchar a los aprendices, convenciéndolos de que hacer calaveras Kustom y efectos con purpurina es hacer aerografía, y “ya está”, haciéndoles creer que en 12 horas lo aprenderán, y que eso le haga pensar al fabricante que tendrán clientes fijos. Yo que les digo que están cavando su propia tumba, están gastando al Kustom, y le están haciendo daño a la aerografía con ese único concepto de efectos especiales a diestra y siniestra. 



Si van a enseñar aerografía así, háganlo, pero háganlo bien como estos ejemplos:




Si se sigue clavando el prehistórico credo de que la aerografía es una moda Kustom, como moda pasará, y al dejar de sacarle dinero al tema, lo tirarán a la basura y les dará igual ir a por otra cosa. Como el Director de Action Art Europe y profesional con 20 años de experiencia, ya no sé si dicha depredación comercial me da risa y asco a la vez, pero me dejó claro a que nivel está el mercado, y su forma de pensar. Pero cada quien es libre de aplicar su inteligencia corporativa como mejor le funcione, y lo lamento por quienes la consumen así, creyendo que haciendo “eso”  llegarán lejos. Lo siento por ellos, pero está claro que Action Art Europe va por un camino bien distinto, si quieren saber ¿Qué es hacer aerografía? Ya saben dónde estamos.




Por otro lado, cuando una artista del aerógrafo, nunca se ocupó de enseñar su técnica a tantos que han querido saber cómo se hace, por egoísmo, por miedo a que “alguien fuese mejor”, porque piensa que “le robarían sus clientes y sus secretos”, porque no tenía paciencia para soportar alumnos, porque hacía más dinero pintando camiones y coches, cerrando sus conocimientos para acaparar todo el mercado, y ahora que necesita alumnos para hace dinero, está fisgoneando a ver ¿Cómo hace para tener una escuela, cuando ese mismo artista no tiene pedagogía para enseñar, y teniendo un nombre, no tuvo escuela? Quedamos en el mismo laberinto. Pensé que con respecto a la aerografía, había visto todo, sorpresa, ya veo que no. Lo siento por esos “magos” pero no se puede dar lo que no se tiene, porque para tener una escuela de aerografía hace falta algo más humano que la fama.





Con respecto al Kustom y su cultura, sin pretender lastimar sentimientos ajenos, haber raptado la cultura gráfica de esta manifestación social, con un mundo gráfico tan amplio e indómito, y utilizarlo para vender productos de aerografía, tratando de implantar comercialmente el estereotipo, de que los aerografistas son exclusivos del Kustom, porque eso es lo primero que se les enseña, termina creyendo la gente que es así “nunca entenderé por qué” y que el aerografista está ligado directamente al mundillo. 
Pensar y relacionar al aerografista con el tatuador, y con el que hace Pinstriping, es  simplemente, resultado de la gran equivocación anterior, que se ocupó de hacer dinero a costa de los aprendices, y ahora con los velos caídos, no se comen una rosca.
Y ahora nos toca limpiar ese basurero.
Por eso somos Action Art Europe, alguien tiene que tomarse la molestia de aclarar el punto.





El Kustom ya era una cultura en si misma, y la aerografía venía del siglo XIX, en un momento de la historia, la aerografía entró en el mundo Kustom para que todos sus adeptos pudieran expresar y personalizar su propio mundo, como ha sucedido con todos los mundos donde la aerografía vive y se desarrolla:


Decoración automotriz
Decoración de alimentos
Uñas Acrílicas
Body Art
Ilustración comercial
Muralismo
Textiles
Cuero
Arte
Maquillaje temporal

De ninguna manera, se puede pretender decir y afirmar, que el mundo de la aerografía es el Kustom mismo. Esa afirmación no es más que el reflejo de la más rotunda ignorancia, y que espero que en este capítulo quede bien claro de que nunca ha sido así. 



Un aerografista es “libre” de hacer todo el Kustom de quiera, ya sea porque le gusta, porque se lo pagan, o porque fue el primer mundo donde su creatividad pudo haberse desarrollado en su caso particular, pero decir que la aerografía se limita a la cultura Kustom, y que el Kustom es aerografía, es una aseveración  fuera de lugar.


Aerografía es aerografía, y Kustom es Kustom
Juntos, pero no marido y mujer.














Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...