lunes, 1 de abril de 2013

HISTORIA DEL PIN UP

HISTORIA DEL PIN UP






Compilado y redactado por
José L. Parada C.
Director Fundador
Action Art Europe
Escuela Aerografía Profesional
y Bellas Artes
WWW.ACTIONART.ES





1940

Cayeron las Bombas




Para hablar de lleno del Pin up, y de su expansión como una expresión gráfica comercial, reconocida como una implantación cultural netamente americana, no hay nada más emblemático dentro de los Estados Unidos que durante la Segunda Guerra Mundial, que fue por decirlo de alguna manera, la época dorada de esta expresión, aunque comercialmente siempre ha estado vigente.



 El término se refiere al momento que envolvía la justificación de su expansión dentro del mercado masculino heterosexual, y lo fue precisamente dentro de las tropas norteamericanas en conflicto contra la Europa nazi.  Finalmente el fenómeno no ocupó tiempo en discutir ningún precepto moral a la hora de plasmar sus escenas, sin embargo, si lo comparamos hoy día con lo fácil que es ver sexualidad, provocación, erotismo y pornografía por cualquier medio en la red, hoy nos daría gracia ver, como hace mas de 60 años, los soldados aliados en combate, subían su moral, y consolaban sus horas solitarias con imágenes tan provocativamente ingenuas. Aunque en realidad, los comportamientos humanos, dentro o fuera del clóset o armario, han sido siempre los mismos.




Las Pin ups de la época eran realmente ilustraciones, lo que les permitía libertad comercial, ya que la ilustración tenía socialmente mejor aceptación que la fotografía explícita a ese nivel, la cual estaba controlada por la censura. Posteriormente, la imagen de la “Diva”, daría un punto de inflexión entre los que les agradaba el arte, y a los que las chicas fotografiadas podían ofrecer para sus inconsolables imaginaciones y necesidades. El fin era el mismo: Agradar a la vista, y pensar que esa chica podría complacerte.






Las Pin ups, se vieron primeramente en los costados de camiones militares, tanques de combate, y calendarios. Los soldados llevaron el arte de la Pin up a su época de oro principalmente en los aviones “Nose Art”. Incluso, el gobierno americano encargó carteles de ese tipo para alentar a los combatientes. En los 60´s, se usaron otras sustancias más estimulantes, e imágenes más explícitas.






En los años 40´s  esas imágenes no se consideraban para nada pornográficas, incluso, la imagen de la “odalisca”, fue permitida en los periódicos íntegramente islámicos, la población musulmana no la consideró perturbadora ni en contra de lo establecido.



El término Pin up, se hizo popular, entrando en el vocabulario corriente para referirse a “colgar, pinchar o clavar en la pared”, desde entonces, el fin ha sido siempre el mismo y nunca ha pasado de moda.
Igualmente, el cómic contribuyó a la expansión del estereotipo que posteriormente haría una poderosa influencia en la sociedad, como generalmente siempre lo ha logrado.





El famoso cómic “Male Call” desde 1943, apareció en diarios de circulación exclusiva dentro del ejército, en aquella restringida publicación, las chicas de los soldados protagonizaban curiosas historias. Las novias oficiales, se resguardaban para la intimidad.
El origen de la dualidad femenina, ya oriunda dentro del propio concepto del bien y del mal, tubo la oportunidad de hacerse real en los tebeos y carteles al plasmar la imagen de la femme fatale, la mala, o el antítesis de la típica rubia platinada, tonta, ingenua y manipulable. La “Vampiresa” por el contrario, levantó mas morbo, al poseer el utópico poder de conducir a los hombres a su perdición, desde entonces ese estereotipo ha dominado desde entonces, separando el gremio femenino y entreteniendo a los soldados.



LA DIVA

Justo al crear una forma de comercio representativo a través de la imagen, El cine de la época, igualmente supo captar la necesidad de cambiar hacia una visión más directa de aquella importante sugestión mediática que tendría su apogeo hasta los años 80´s, justo cuando el concepto de DIVA, prácticamente desaparece del cine, y se traslada hacia el mundo de la música y posteriormente a la moda.






La imagen de la DIVA, se refiere a la representación de la sexualidad en su máxima expresión, el poder mediático de estas mujeres trasmitieron a las masas, creo en su entorno, todo un poder admiración sin precedentes, ya que eran mujeres especialmente hermosas sobre las que se les encargó la tarea de influenciar sociedades, generaciones y lógicamente el mercado de consumo.







Por su puesto, la provocación y el deseo eran actitudes imprescindibles que estas DIVAS deberían tener por ende, y como siempre ha sido, la vejes era imperdonable en alguien al que se le apodara con semejante distintivo.
Dichos estereotipos cambiaron a toda una generación que quiso ser como ellas, por lo que ser una Pin up era una llave poderosa para publicitarse, y de las que muchas de las grandes Divas usaron, antes de comenzar sus carreras o promocionarse a través de ellas.





El Kustom.

Como ya hemos explicado en un capítulo anterior sobre el Kustom, la Pin up pasó a ser absorbida inmediatamente dentro sus hegemonías y forma de vida. La Pin up del Kustom, tuvo variables: Al ser un estilo de vida rebelde y anárquica, la chica Pin up del Kustom, se convirtió en la antítesis de la Diva de Hollywood. Morena, fetichista, explícita, sexualmente desatada, peligrosa y fatal, dominadora y perversa, es decir, en Hollywood las rubias platinadas, siempre ingenuas, tontas e inocentes, en busca y espera de un inteligente caballero que la compre, cambia de manera radical a una chica decidida, rebelde, incontrolable, que escoge a sus amantes y sabe que hacer con ellos. La ideológica chica Kustom de los 40´s y 50´s, poco pasó a ser una realidad en su momento, sin embargo, poco duraría esa contención social, al aparecer la pionera de todo un movimiento “Underground” que explotaría por encima de las ligas de la decencia, revolucionaría el estandarte del Kustom, y pasaría a la historia como la primera en “Atreverse” a hacerlo sin pagar el precio de ser una pionera en su mundo, y todo por un Pin Up.




En el próximo mes, dedicaremos un capítulo especial a esta eterna DIVA, del Kustom. 
Betty Page:
 “El Ángel Negro”.


   

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...