domingo, 1 de diciembre de 2013

HISTORIA DEL PIN UP

HISTORIA DEL PIN UP


Compilada y redactada por
José L. Parada C,
Director Fundador
Action Art Europe
Escuela de Aerografía y Bellas Artes



90´s



The Globals Fucking Years


 Llegados los años 90´s el mundo de los pigmentos acrílicos para efectos especiales base agua marcaban el inicio del fin de los disolventes para acrílicos de coches y ahora se podrían aplicar sobre cualquier soporte sin riesgos a la salud, ahora hacer decoración automotriz estaba al alcance de todos, no sería nunca más exclusiva de profesionales de chapistas o latoneros . La acrílica base agua para la decoración automotriz hacían su modesta aparición, 




aunque tardarían por lo menos 10 años en implantarse culturalmente, ya que el mercado estaba globalizado, es decir, llegaba la época en que un producto podría venderse en cualquier lugar del mundo gracias a la comunicación con Internet entre proveedores y distribuidores, incluso, proveedores a particulares. El mundo se convirtió en un tira y encoje, todo con un botón, un traductor de idiomas y una tarjeta de crédito, el futuro había llegado
¿Quién roba… perdón, quién saca más?





Los productos aerográficos rompieron las fronteras territoriales y la aerografía llegó más allá de lo pensado, las aplicaciones tridimensionales se expandieron como la gripe y se podría decir que la palabra “aerografía” se hacía menos ignorada y desconocida que siempre, causando un fenómeno semántico:
La cultura se disolvió atemporalmente y podíamos ir del pasado al futuro con cambiar de canal





La tendencia “retro” inundó el pensamiento general en occidente a razón de poder recurrir a viejos patrones establecidos y desconocidos en muchas partes del mundo, con la intención de que aquellas informaciones, modelos, campañas publicitarias o productos que se había creado 20 o 30 años antes, pudieran llegar por primera vez a otros mercados desconocidos y hasta ahora desaprovechados por la falta de Internet, y que la innovación marcada por imágenes del pasado implantarían las modas comerciales y las necesidades de un producto sin necesidad de buscar un cambio tan radical de los estereotipos de  venta y comercio.






Es por eso que el Pin up se reinventó de nuevo, buscó nuevas caras y show girls de la moda, la música, el cine y la publicidad, y las disfrazó de muertas tendencias casi olvidadas de la Guerra Fría, la cual moría matando al comunismo y daba la posibilidad de hacerles creer a los sobrevivientes de la Guerra de los Balcanes o a las Colonias Sud americanas que serían libres, y que mantendrían sus monedas y trabajos fijos para siempre, toda una trampa muy bien montada que duraría menos que la fidelidad de en un matrimonio por conveniencia.




  
La refrita Pin up, se sirvió de maquilladores geniales, fotógrafos famosos que se pusieron de moda como los políticos, se imprimieron sobre Cd´s Music y las nuevas tiendas de ropa femenina para que todas las mujeres fuesen como las Pin ups y lo que la marca imponía, es decir, la Pin up en los 90´s ya no era un producto exclusivo para caballeros, fue una imagen dirigida hacia el feminismo occidental, el cual podía ser inteligente y bella a la vez, y ahora ambiciosa, lo demás lo ocultaría la cirugía y el Photoshop.





Se incluía ahora “El Dinero fácil” como manera de coronar a la Liberación Femenina como la supremacía de un ideal perfecto en un presente perfecto: Yo estudio, yo trabajo “en una gran empresa”, soy bella, ganaré más, compraré lo que me de gana y otro lo pagará, viajare por el mundo, seré famosa, no envejeceré jamás, yo soy la marca y se hará lo que yo diga. Casi todas se lo creyeron.






Pero… Si la Pin Up, era ahora un estereotipo psicológico del ideal feminista occidental, ¿Entonces qué quedaría para los hombres?
  


Lo Puro y Duro



Una de las pioneras en comenzar a expandir “globalmente” el monstruosos imperio del Porno por Internet, fueron algunas revistas sexualmente explícitas que ya venían venir el fin de la impresión en papel en cuanto se dieron cuenta de que el consumo del porno se hacía más insaciable desde un ordenador en casa, sin salir a pagarlo en el kiosco, sin ser mayor de edad y lo mejor de todo, sin control de censura y precio..



Fue entonces cuando si se hizo algo bien “ácido” para obligar a los consumidores a salir de su cuarto y abandonar las sombras de sus horas de morbo para ver lo nuevo que se hacía, justo cuando “El Imperio de la Top Model” llenada de bulimia y anorexia la autoestima de las nuevas idiotas de la moda.


Ponerle un toque hiperreal al sado heterosexual marcó la pauta.



En una década llena de tendencias Tecno y retro, la ilustración fantástica volvía a coger un aerógrafo, un viejo maestro de los 80´s y recurrir a los que mejor sabía hacer: Diabluras.



La revista Penthouse le ordenó a Hajime Sorayama que reinventara una vieja muñeca de la gastada serie de las Sexy Robots de los años 80´s y sugiriera algo más duro y directo, a fin de incrementar las ventas e implantar violentamente un producto que les mantuviera reflotando un poco más en el mercado del porno, mientras las eras digitales produjeran nuevos y ociosos productos sexuales que complacieran a su frígido mercado.



El japonés cogió su aerógrafo y simplemente convirtió a su muñeca biomecanoide en una robot de carne y hueso, no le puso alma ni sensibilidad a su creación como mentaban las mitologías y cuentos de la literatura clásica, al contrario ¿A quién le importan los sentimientos a la hora de masturbarse escondido?



Sorayama revistió los cables y los hierros de carne, nada más, es fue la única manera de entender lo frío y crudo en que la Pin Up de Sorayama pasó del Porno al Sado con tal sutileza y suavidad en sus colores, líneas y dibujo, que se innovó a sí mismo, vendió muchos US$ y produjo la sensación de que aquellas ilustraciones perdían el sentido de la moralidad y se perdían en una forma legítima de hacer Arte y hacer creer que hacer “eso” en la vida real garantizaba sin duda alguna algún tipo de verdadero placer al cuerpo, y que un orgasmo, ayudado por aquellos implementos, incrustaciones y demás elementos, incluso biológicos podrían extenderse mucho más, por eso vendió y su Pin Up se quedó.





Parecía grotesco que algo así se vendiera, pero créanme…
Se verían más.



La Pin up de los 90´s abrió paso a una nueva forma de expresión comercial que salió del cartel y se infectó donde quiso, incluso sin que mucha gente supiera siquiera ¿Qué era una Pin Up y de dónde provenía?






La globalización abrió un sendero de información, más no de conocimientos, el mundo llegó a un punto donde la cultura se convirtió en bits, Kbytes, Pixeles y de más, en un “copia y pega”, por esa razón diez años más tarde y en nuestro último capítulo de la Historia de Pin Up, veremos que la atemporalidad rodearía desde entonces a un mundo inmerso en cambios globales tan duros como las propia Pin Ups del nuevo siglo y su capacidad de sorprender a las masas de disolvería, pasando a ser algo tan común como un atentado terrorista televisado en vivo en hora punta.







En el último capítulo de la História del Pin Up

2000 - 2020
¿Quo Vadis?



A dónde vamos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...