domingo, 5 de octubre de 2014

HISTORIA DEL KUSTOM 4

HISTORIA DEL KUSTOM 4



1956-1960


WORLD UNDERGOUND


EL FIN DEL ROCK AND ROLL

Compilado y redactado
Por José L. Parad C.
Director Fundador
Action Art Europe
Escuela de Aerografía
Y
Bellas Artes


Una cita bastante exagerada podría parecer afirmar algo así, con la hegemonía de sus orígenes, con las connotaciones sociales, con la presión cultural existente en la época, decir que el Rock al Roll había llegado a su fin sería hasta descabellado, pero realmente fue así.


El Kustom había nacido y llegado para quedarse. Suficientes arraigos, manifestaciones emocionales humanas claras, justificadas y reaccionarias, eran las semillas que hicieron brotar tallos que serían árboles para el futuro, aunque dichos frutos no serían precisamente “dulces” ni nada que les pareciera, pero todavía en este momento de la historia del siglo XX ni este mismo movimiento contra cultural lo sabía, ni nadie le había bautizado todavía, su madre era la sociedad rebelde, pero ¿padres? Muchos la verdad.




Todos los factores detonantes de la desaparición del Rock and Roll y el nacimiento del Kustom Culture estaban germinados y esparciendo su influencia sigilosamente en el sentimiento de una generación que nacía de la “Guerra Fría”, y que marcaba claros indicios de transformarse “a la fuerza”.




En 1959 el ocaso se precipitó inaguantablemente.  Los que se empeñaron en predecir su fin respiraban tranquilos, si con el hundimiento del Rock and Roll estaba echado el futuro, y se pensaba en retornar a la paz y tranquilidad social retomando el control, y con el claro objetivo de que la juventud “se dejara guiar y obedeciera”, se quedaron esperando porque aquellos que los apostaron si que estaban bien equivocados.



Sin embargo, de la misma forma que no surgió de un día para otro, ni fue una consecuencia casual, de moda, o levemente circunstancial, el final del Rock and Roll y la aparición del Kustom Culture fue el resultado de todas las anteriores. La influencia musical y antagónica que desató el Rock and Roll fue muy intensa y desatada, pero había sufrido un desgaste tan intenso y brutal,  que no lo soportaría más, sin embargo su fenómeno social fue otra cosa, ya que la historia de la música Rock nacía y se extendería hasta el presente, el Kustom como bastardo iniciaría su propio camino, pero el Rock and Roll agonizaba sin remedio. La evolución de la música ya le tenía reservado al Rock and Roll un destino convirtiéndolo en clásico y recuerdo, de allí no volvería a surgir jamás como lo fue en su década de esplendor, cuando se oía todos los días y todos querían bailarlo.



Es cierto que el Rock and Roll  fue el primero, y junto a su fuerza y avasallamiento mostró también su endeblez y decadencia,  al fallar y cambiar sus bases e ídolos, todo lo demás cambió también.  Sin embargo, con el tiempo se demostró que su herencia y legado serían muy bien aprovechado por generaciones posteriores, incluso hasta el presente en lo que se refiere a la música, el Kustom Culture absorbió su espíritu libre, rebelde y anárquico, eso se degeneraría con el tiempo.



El “secret stars” o calificativo que pretendía esconder los reveses de las grandes estrellas y luminarias que ilusionaban al público, caía una y otra vez por la prensa, los empresarios cansados de apostar y pagar los caros e incontrolables gustos y comportamientos de los eternos adolescentes que hacían de las suyas como niños malcriados, ya no se podían soportar. Cuando El Rey Elvis se incorporó al ejército, cuando murió Buddy Holly, así como algunas luminarias comenzaron a buscar otros caminos, fruto de su propia evolución por razones ajenas a sus carreras, ocasionó que la ya armada industria de la música encontrara rápidos sustitutos que dieran dinero seguro y ya nos los sometieran a aventuras “tan peligrosas.




Elvis desapareció tras su entrada al ejército, su reaparición en los 60´s ya convertido en un hombre, vendió su voz y sex appeal a otra tendencia  musical alejada del Rock and Roll que lo había visto nacer. Little Richard se enclaustró en el fanatismo religioso que apagó su voz y carrera. Jerry Lee Louise casado con su prima de 14 años sucumbió su carrera por el escándalo y el escarnio público. Chuk Berry acusado por menores de edad involucradas por la prostitución encendieron escándalos judiciales de los que no se libró limpiamente. Otros “ya no tan juveniles” no podían encajar su imagen de jovencitos rebeldes cuando ya estaban cerca de los 30 años, se veían ridículos y desajustados. 


Betty Page: “El Ángel Negro” la Pin Up Undeground, la apodada: Reina del Kustom, se vio involucrada indirectamente tras aparecer sus “FOTOS” en una oscura y sangrienta sesión de “sado maso,” en la que el hijo de un congresista conservador apareció “estrangulado” tras la práctica sexual de inducir al ahogamiento durante ese tipo de prácticas sexuales, la persecución moral y política acabaron con su carrera, y comenzaba su desgraciado camino hacia la locura, la cárcel, la soledad y el anonimato.


Richie Valens el creador de “La Bamba” moría en un accidente de avión, tras someterse a incansables giras en bus, atravesando largas y agotadoras distancias, al igual de muchos que ya no podían soportar una vida de fiestas, tragos, música, sexo y conciertos.


Aquella locura de 10 años de Rock and Roll ya mostraba síntomas de enfermedad, la “guinda del pastel” la pusieron las propias disqueras, que tras escándalos judiciales, timos y estafas por falsos y apañados contratos, lavado de dinero, tráfico de influencias, la evasión de impuestos, la explotación de artistas y las guerras competitivas de escarnio y difamación, acabaron comiéndose unas a otras por la avaricia, la codicia desatada por el ansia y la lucha por el poder, el dinero y los negocios. La corrupción, las mafias, los vicios y el abuso iniciaban con muchas manchas negras la historia financiera de la música rock. El Rock and Roll tenía sus horas contadas.





Junto a todos estos cambiantes acontecimientos, los “Kustumeros” abandonaban “la estúpida moda que todos copiaban” y comenzaban una extraña metamorfosis hacia la autenticidad, nacía una generación post guerra que intentaba avanzar a una década nada fácil, una nueva manera de vivir la vida ya se había insertado en la sociedad: “ir en contra de ella y no hacerle caso en lo más mínimo”, y estaba decidida a no cambiar jamás, vaya que “sí” que lo haría, solo que no como muchos se lo imaginaban.



Una de las maneras más comunes de enmarcar la naciente Kustom Culture, es romper paradigmas, salirse de la raya, cruzar el límite, ir contra la corriente, es decir: Rebelarse, cuestionar, contra culturizarse y otros comportamientos, que en principio, suenan justificados ante la presión de Estados Omnipotentes, pero ya acabando la década de los 50´s, otras industrias ya habían puesto sus ojos a estos “rebeldes sin causas”, y con el tiempo que se venía, ya le tendrían muchas alternativas para alimentar aquella rebeldía contribuyendo a sembrar más resentimiento contra ella, y como consecuencia, más rechazo hacia ella y de ella hacia lo establecido. La sociedad siempre se tildo de “la buena” y el Kustom Culture no tenía problema en ser “la mala”, la oveja negra, la hermana bastarda que estaba dispuesta a joder a la buena, quitándole su máscara de bienestar, comodidad, status, educación y sanas costumbres. La historia de Caín y Abel había comenzado.



La contradictoria Kustom Culture era agresiva, pero ya tendría tiempo de empeorarse un poco más, y valla que si que supo como hacerlo.





En el próximo capitulo de
LA HISTORIA DEL KUSTOM 5:


1961-1964


Surfing Live
Y la última juventud sana.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...