jueves, 3 de septiembre de 2015

HISTORIA DEL KUSTOM 9

Historia  del  Kustom 9


¿Después del Sida…Qué?


Compilada y redactada por
José L. Parada C.
Fundador, Director
Action Art Europe
Escuela de Aerografía Profesional
Y de Bellas Artes.
WWW.ACTIONART.ES
  


Hacer caso omiso de lo que acontece alrededor es una de las “virtudes” que los anárquicos Kustumeros suelen tener como prioridad a la hora de hacer lo que les venga en gana, y en los ordinarios años 80´s la facilidad de mezclar: Moda, rebeldía, mal gusto, publicidad y consumo fueron uno solo y una misma “cosa”.


La llegada de la revolución tecnológica de los 80´s marcó la pauta de los que sería el mundo desde entonces, el devenir de patrones culturales se estableció casi al mismo ritmo en el que la revolucionaria tecnología quitaba del medio las formas de vida tradicionales, y se establecía como forma de vida propia y perenne, e indiferente a razas, credos, colores, distancias y fronteras.




El re recrudecimiento final de la gastada Guerra Fría, la decadencia del Heavy Metal, la degeneración del Punk, y lo devastadora que quedó la primera generación de la heroína, los ácidos, y el no menos exterminador SIDA, no hicieron mella alguna en aquellos rebeldes que lejos de considerar lo mal que lo pasaron sus antecesores en las dos décadas anteriores, y que algo debían hacer para evolucionar algo que desconocían pero a lo que pertenecían, al contrario como suele ocurrir con los rebeldes, pesaron que simplemente aquellos desgraciados habían tenido mala suerte y eran víctimas inequívocas del sistema de vida consumidor, neo liberal y capitalista que les había quitado su voluntad y libertad. Todavía miles siguen pensando así, aunque algunos solo prueban las drogas por presión de la manada y algunos usan condones.




El Kustom en los 80´s no digamos que se dio una tregua así mismo, ni nada que se parezca, siempre estuvo dividido y exacerbado por cualquier indicio social de tener que hacer algo por sí mismo, o una nueva iniciativa de cambiar las cosas como en principio era la prioridad de aquel pensamiento real del Kustom genuino, de eso nada, al contrario, además del desenfreno, las drogas, la anarquía y la amnesia absoluta de las raíces culturales que habían dado pie a su forma de vida y expresión cultural, simplemente se adhirió a las formas de consumo más comerciales que, sin saberlo, crearon una simbiosis económica bastante lucrativa y a su vez heterogénea, algo muy curioso la verdad, ya que si bien la hegemonía del Kustom siempre había sido apartarse de cualquier expresión consumista y capitalista, siempre en busca de un mundo individualista y contra culturas, en los 80´s pareció que a muchos eso ni les pasó por la cabeza, y simplemente adoptaron lo que se supone que más odiaban: La MODA. Y esa moda todo lo infectó como la gripe.







El estilo de vida los suburbios, las formas sociales peor vistas, las maneras menos correctas de vivir, hablar, vestirse, bailar y expresarse, estaban ahora en cualquier disco tienda, vendiéndose en tiendas de ropa para las clases medias y ropa de segunda mano, a disposición de las clases medias y pudientes que antes nada tenían que ver con el Kustom, tampoco sabían ¿Qué era? Pero les quedaba bien y era barato.




 Las tiendas de moteros colgaban chaquetas fabricadas en series con los adornos característicos de los años 60´s, 70´s y lo más actual. Es decir, ahora hasta yo podría haber sido  un Kustumero, haciendo la cola de un cine con un walkman sonando y masticando un chicle con la boca abierta.




Las tradicionales formas más narcisistas y exhibicionistas también características del Kustom genuino en pro de ser diferente a lo establecido por la sociedad, ahora era un producto de consumo que no solo llegó a los colegios como una moda más, se fue al mundo de los gimnasios y llevó a miles a ponerse a jugar con otro artificio bastante arriesgado: Los esteroides.





El ansia por destacar, mostrar la fuerza, ganar parejas, estar en la cima, ser diferente y admirado, lejos de acercarse a la cotidiana vida natural y solitaria de los Kustumeros genuinos, se fue al otro extremo, ahora se buscaba a una sociedad que los admirara y les temiera, como les digo, El Kustom se suicidaba, convirtiéndose en una moda galopante, y ya nunca dejaría de serlo.



Sobrevivir al desenfreno, los abusos y vicios de los que algunos pudieron salvarse para contarlo, agregó a esta generación de rebeldes sin causa pero con los bolsillos bien llenos, algún indicio de conciencia que evitara su exterminio ante el peligro real que las consecuencias de tales comportamientos que ya se habían cobrado. Dejarían un vestigio de esperanza para un futuro donde ya nadie sabría ni remotamente de dónde venía el Kustom y cual fue alguna vez  su verdadera esencia. En tal caso la clase media y pudiente pudo salvarlo a razón de consumirlo como moda, establecerlo como estilo y expandirlo por todo el mundo occidental.



La generación de los 80´s se  etiqueto así misma en un sin saber ¿Qué es?, pocos quedarían para continuar sus expresiones vitales y originales que el tiempo, como siempre, va arrancado y borrando de la memoria colectiva, con la paradójica misión de llevar a las próximas generaciones a los mismos errores y las mismas equivocaciones. 







En el próximo capítulo de la 
HISTORIA DEL KUSTOM 10


90´s
SANGRE Y FRIKIS.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...