miércoles, 2 de diciembre de 2015

HISTORIA DEL KUSTOM 12. FIN

HISTORIA DEL KUSTOM 12
2010…



HASTA QUE LA MUERTE
NOS ENLACE.



COMPILADO Y REDACTADO POR
JOSÉ L. PARADA C.
DIRECTOR FUNDADOR
ACTIONART EUROPE
ESCUELA DE AEROGRAFIA Y
BELLAS ARTES
  


En nuestro último capítulo de la Historia del Kustom, podríamos hacer una “reflexión” por decirlo de alguna manera, si es que existe algo en el Kustom Culture que hemos descrito en todos los capítulos anteriores que se pueda reflexionar, y más que reflexionar podríamos decir, sorprendernos de cómo ha sobrevivido a sus propios adeptos, y a sus propias metamorfosis al rededor de 80 años, desde los inicios del propio Jazz, los caprichos del Rock And Roll,atravesando el Power Flower de los 60´s, el Heavy Metal de los 70´s, la fluorescencia Punk de los 80´s, el Fittness Form y los Góticos de los 90´s y los Tuneados 2000.





Una de las grandes paradojas de la Kustom Culture es la “amnesia colectiva” en muchos sectores de su entorno en cuanto a qué es el Kustom y de dónde vino, solo algunos super vivientes pueden comentarnos lo bueno que eran los tiempos antes de la llegada de la cocaína, el sida y la globalización, cuando había tiempo y dinero para dejar de pensar en el futuro, y que la vida giraría finalmente en torno al dinero, la tecnología, la política y radicalismo social, debe ser por ello de alguna manera que el Kustom todavía existe, ya que la última manera de aceptar al Kustom Culture es dándole "Estética", con ese toque lo que antes era visto como "asqueroso" ha terminado por tener "Buen gusto".






Haber nacido por un efecto, una reacción, una forma de expresión reprimida, por haber sido marginada, marcada, censurada, vetada, perseguida y un montón de prohibiciones más, tuvieron que  ser no tanto las razones de su expansión, si no la justificación de su alimenticio sistema reaccionario, debido en buena parte como consecuencia de la codiciosa sed de control que la propia sociedad intenta siempre implantar para no desestabilizar las culturas, los sistemas y las tendencias que la nutren, el Kustom Culture siempre fue lo contrario, y ser el malo de la película nunca le quedó tan mal después de todo. El Kustom a pesar de llevar mucha agresividad y repulsión en su sangre, siempre se decoró de humorística ironía en sus maneras.





La moda pudo opacar mucho la hegemonía de aquel pensamiento primigenio en pretender cambiar las cosas, pero siempre a su manera. La inmadura posición de insistir en la eterna juventud fue siempre el punto de inflexión del que la siguientes generaciones cosecharon aquellas frustraciones prescindibles que sus padres ya no podía continuar, porque recordemos lo inflexible e incoherente del Kustom: Quiere cambiar las cosas para todos, pero cada grupo separado del otro y los que no son iguales, no entran y son expulsados como ellos lo son de la propia sociedad.





Tras 80 años de proceso ¿Evolutivo? , más bien “degenerativo”, el Kustom Culture trascendió sus formas gracias a las propias modas, que llevan las semillas de la rebeldía y la irreverencia como el abono en el estiércol de los elefantes, una vez tirado al suelo vendrá un escarabajo y hará su trabajo, liberando las bacterias que reciclarán un detrito en algo imprescindible para la  perpetuidad de la vida.






El Kustom ha sido así, sus adeptos han cumplido a cabalidad la misma función fisiológica que los escarabajos peloteros, y una nueva generación ha nacido nutrida del mismo alimento, dando como resultado prácticamente nuestra propia historia callejera, que tras verse muy dura en su momento, luego por los avatares del destino termina gustando, implantándose, vendiendo y manteniéndose por si sola.




La música, la moda, la expresión, la experiencia, la tecnología, en fin…El Arte, son los lienzos, los vestigios y el legado de la forma de expresión social que marcó mucho el comportamiento social del siglo XX, y aún bastante deteriorado, se entrega sin remedio a una generación más relativamente clara, en que de nada le servirá intentar cambiar un mundo gobernado por los verdaderos malos, han terminado por intentar fijarse en la mejor manera de sobrevivir a los males del mundo moderno, y ver lo que queda del Kustom como algo que los distrae mejor y hasta más relajadamente desde la pantalla de sus móviles antes de dormir, sin tener que auto destruirse masivamente, esta generación sabe muy bien que de eso se encargará el propio sistema cuando ya no los necesite.






Nadie sabe qué seguirá y como vendrán de mal las cosas, la vida sigue siendo un juego de colores, súbita, desarraigada, corta y de poco disfrute para muchos, tal vez por eso más vale “vivir la vida” antes de que finalmente la muerte, que siempre ha sido representada por el Kustom, haga su trabajo y acabe la fiesta, se nos arrugue el cuerpo y termine volviéndose...azul y frío.






FIN.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...