lunes, 4 de diciembre de 2017

HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN FANTÁSTICA 9



Historia de la Ilustración Fantástica 9.



Compilada y redactada
Por José L. Parada C.
Director Action Art Europe
Escuela de Bellas Artes
Aerografía Profesional
WWW.ACTIONART.ES
WWW.JLPARADA.COM


Capítulo 9



Los Artistas.


MICHAEL  WHELAN



GRANDIOSO
                                    


Hacer arte para ilustrar la ciencia ficción no se limita exclusivamente al diseño, representación o creación de uno o varios personajes.  Dichos sujetos viven y conviven en su mundo o varios mundos, temporales o atemporales, y sean cuales sean sus características, funciones, emociones o caracteres, lo que es indudable es que dichos mundos transportan al lector a “esos mundos paralelos”, que en muchos casos se parecen al nuestro, o por lo menos se “inspiran en él”.




Para Michael Whelan el “paisajismo fantástico” ha tenido una importancia tan vital como los propios personajes.  Hacer tanto énfasis en destacar aquellos parajes o paraísos infinitos, majestuosos, inconmensurables o inhóspitos, han sido muchas veces claves de su éxito en una época donde soñar lo era todo, o por lo menos de una manera más llena de ilusión injustificada, un surrealismo que se enmarcó entre lo sublime, lo infinito y lo épico.




Michael Whelan nació en Culver City el 29 de junio de 1950, California, hijo de William y Nancy Whelan. Cuando era niño, tenía una existencia nómada, se mudó constantemente de hogar casi cada dos años, ya que la familia tenía que adaptarse a la carrera de su padre en la industria aeroespacial. Dichos cambios de casa eran constates, por lo que asistió a ocho escuelas primarias, tres escuelas siete escuelas secundarias. 





Con frecuencia vivió durante un verano en otros lugares distintos a su residencia, con lo cual tuvo tantos amigos como conservar casi ninguno. Creció en Colorado, en varias ciudades a lo largo de la costa de California y en Nuevo México, cerca de White Sands Missile Range. El tiempo de Whelan cerca de White Sands y la Base Aérea Vandenberg resultó ser una influencia duradera; en una entrevista en 2000, señaló que "vivir cerca de los sitios de lanzamiento de misiles y las bases de la Fuerza Aérea tuvo un impacto muy fuerte para mí. Siempre fue emocionante verlos subir... y, a veces explotar"



En el momento en que él era un estudiante de segundo año en la escuela secundaria, su familia se había mudado a Denver, Colorado. Allí comenzó su entrenamiento formal en arte, tomando clases de verano en el Rocky Mountain College of Art and Design. En su último año de escuela secundaria, su familia se mudó de nuevo a San José, California, donde se graduó de Oak Grove High School en 1968.



Whelan continuó la escuela como un estudiante de biología pre-médica en la Universidad Estatal de San José, inicialmente. Allí trabajó en el Departamento de Anatomía y Fisiología, obteniendo un conocimiento de primera mano de la anatomía humana. Él dice que su trabajo "involucró todo tipo de tareas relacionadas con el departamento de anatomía, como preparar cadáveres para las clases, unir huesos para hacer esqueletos completos, hacer modelos de partes del cuerpo, ilustración médica.



Algunos de sus dibujos médicos colegiales aparecidos en The Journal of Bone and Joint Surgery. Sin embargo, se desilusionó por las oportunidades creativas limitadas en la ilustración médica y cambió su carrera a Arte durante la mitad de su tercer año.




Después de graduarse de la Universidad Estatal de San Jose en 1973 con un BA en Pintura, Whelan estudió brevemente en el Art 
Center College of Design en Pasadena, California durante nueve meses desde 1973 hasta 1974. En 1974, Whelan expuso su trabajo en la Convención Mundial de Ciencia Ficción en Washington, DC, donde fue visto por Thomas Schlück, quien descubrió su obra y lo contrató para usarla en publicaciones europeas poco después. Donald A. Wollheim de DAW Books le dio su primer trabajo profesional estadounidense: la pintura de portada y el dibujo del frontispicio para la novela de fantasía de Lin Carter, The Enchantress of World's End (mayo de 1975), después de ver su obra en una serie de diapositivas Whelan presentado en agosto de 1974.



En este período ya eran destacadas sus representaciones paisajísticas de marcada grandiosidad, a pesar de ilustrar en formatos pequeños, la sensación espacial era abrumadora, sobre todo en una época donde no existían artes digitales.




Debido a que ya estaba recibiendo ofertas por comisiones, Whelan dejó el Colegio de Diseño de Art Center para dedicarse a la ilustración a tiempo completo. En 1975, se mudó a Connecticut para estar cerca del centro de la industria editorial de Nueva York. Allí conoció a Audrey Price, con quien luego se casó.




Poco después de llegar a la costa este expuso parte de su trabajo como estudiante en el espectáculo de arte de la convención Lunacon en Nueva York, donde fue visto por Harlan Ellison. Ellison obtuvo la primera asignación de revista para él, ilustrando la historia de Ellison "Croatoan" que apareció en la revista Gallery. En Lunacon Michael también conoció a Rick Bryant, quien posteriormente lo presentó a Neal Adams. Adams llamó al director artístico de Ace Books y allanó el camino para su primera asignación en Ace. En 1975, Whelan pintó las ilustraciones de portada de diez libros, ocho de DAW y dos reimpresiones de Ace de las primeras novelas de Darkover de Marion Zimmer Bradley.

 


Rápido fue el momento para aprovechar estas oportunidades, Whelan pronto se ganó la reputación de ser un artista de portada talentoso, imaginativo y confiable, que trabajaba para editores de ciencia ficción y fantasía como DAW, Del Rey y Ace. Whelan acredita la publicación de 1978 del best-seller The White Dragon de Anne McCaffrey presentando su portada como un punto de inflexión en su carrera.  El Salón de la fama de SF está de acuerdo. 

 


Whelan ganó su primer Premio Hugo como Mejor Artista Profesional en 1980 en la Convención Mundial de Ciencia Ficción en Boston. Luego pasó a ganar el próximo Hugos, y en el 50. ° Worldcon en 1992 fue votado como el mejor artista profesional de los últimos 50 años. A partir de 2010, ha ganado quince Premios Hugo. 





Whelan acostumbraba a leer todo el libro que buscaba ilustrar, generalmente dos veces. "Intento dejar que el libro que estoy ilustrando determine el enfoque y el tema", afirmó.  El autor de la película Michael Moorcock escribió sobre Whelan: "Estoy más que agradecido por un artista que no solo lo representa mis ideas como yo mismo lo  imagino y describo,  también logra capturar algo de la atmósfera apropiada de manera impecable y original". La escritora de ciencia ficción Anne McCaffrey lo elogió y declaró: "Afortunadamente, es el autor que tiene a Michael Whelan como ilustrador"

 
 


Whelan ilustró la portada del álbum de Meat Loaf en 1993, Bat Out of Hell II: Back into Hell. También proporcionó varias ilustraciones para el folleto de la inserción, que también se utilizaron para las versiones individuales como "I'd Do".





Ya en los años 80´2 Whelan era una leyenda viva, y su fama se extendió aún más al llegar la era digital y sus ilustraciones llenaron calendarios a todo el planeta.
Actualmente Whelan sigue trabajando y dedicándose a una carrera que nunca abandonará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...