miércoles, 9 de septiembre de 2020

HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN FANTÁSTICA 28

 

Historia de la Ilustración Fantástica 28

 


Compilada y redactada

Por José L. Parada C.

Director Action Art Europe

Escuela de Bellas Artes

Aerografía Profesional

WWW.ACTIONART.ES

WWW.JLPARADA.COM

 


Capítulo 28

 


Los Artistas.

 


JAMES  C.  CHRISTENSEN

 


SURREALISMO MEDIEVAL

 


Aunque estamos muy acostumbrados al llamado Arte de Espada y Brujería, en la cual se hace notar la influencia ambientada fuertemente en el mundo imaginario de la Edad Media, y la infinita vertiente de elementos, personajes, situaciones, historias y leyendas llenas de magia, oscurantismo, ignorancia, sabiduría ancestral, criaturas de todo tipo, planos paralelos, guerras, caballeros y princesas, pocas veces nos topamos con un mundo pacífico, elegante, sublime, autosuficiente y perfumado de fina exquisitez, poema y dulzura.

 


Un mundo así, en el cual la multiplicidad de colores representan fina realeza, opulencia inseparable de cierta diferencia de clases, unida a un peculiar estilo pintoresco que puede ser cómico o evocativo, son algunas de las características que James C. Christensen dejó en el mundo editorial de sus ilustraciones al recrear aquellos universos infantiles donde la imaginación se nutrió de las letras, y muchos niños pudieron encontrar aquellos mundos extraños, inspirados en la literatura y la propia historia.

 


James C. Christensen nació  en Culver City, California, el 26 de septiembre de 1942,​ fue un artista estadounidense. Se especializó en pinturas, muy influidas por los temas de fantasía. Christensen decía que su inspiración eran los mitos, fábulas, fantasías, y cuentos de la imaginación.


 

Christensen se crio en Culver City, California y asistió a la UCLA. Luego, se trasladó a Utah para terminar su educación superior en la Universidad Brigham Young (Christensen era miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el patrocinador de la BYU). Después, pasó a enseñar arte durante más de 20 años y dio por terminada su carrera docente en la Universidad Brigham Young a fines de la década de 1990.

 


Desde su graduación tuvo numerosas exposiciones de su obra en todos los EE. UU. y recibió encargos de numerosas empresas de medios de comunicación para crear obras de arte para sus publicaciones, como Time-Life Books y Omni.

 


La mayoría de los cuadros de Christensen tienen un mensaje filosófico. Pero él mismo evitó hacer comentarios al respecto, prefiriendo que el observador encuentre un mensaje personal.

 


El trabajo de Christensen ha aparecido en el American Ilustration Annueal y en el Japan's Outstanding American Illustrators. También ganó todos los honores en el arte profesional que la Convención Mundial de Ciencia Ficción ofrece, y varios Premios Chesley de la Asociación de Ciencia Ficción y Artistas de Fantasía.

 


Christensen apareció en un episodio del show de ABC Extreme Makeover: Home Edition en 2005. Creó una imagen representando a un miembro de la familia como un hada. El equipo de diseño filmó una serie de sesiones en su estudio. El Taller de Greenwich donó una enmarcado Tribunal de las Hadas que Christensen también regaló a la familia para la habitación.

 


Christensen publicó tres libros, aunque muchas de sus obras figuran en muchos más. Su primer libro, Un Viaje de la imaginación: El arte de James Christensen',2​ fue impreso en 1994 con gran éxito. Su segundo, Voyage of the Basset (1 de octubre de 1996), contiene un marco para la historia de una gran cantidad de trabajos originales. Su tercer libro, Rimas y Razones,3​ se publicó en mayo de 1997. Christensen también ilustró un Sketchbook de Shakespeare (mayo de 2001), con texto de James St. Renwick.


 

Christensen vivía en una casa que él mismo había diseñado llena de pasillos secretos y esculturas inspiradas en sus pinturas, llevando su propio universo a su forma y estilo de vida hogareño, tranquilo e intimista.


 

Aunque no está presente en todos sus trabajos, se considera su sello personal un pez volando o flotando, muchas veces atado a una correa.

 


"Mi objetivo", decía Christensen, "siempre comienza con el deseo de conectarme con otra imaginación". Agrega: "Mi trabajo es una invitación a dejar volar la imaginación, explorar y hacer interpretaciones de manera espontánea"

 


James Christensen falleció el 8 de enero de 2017, Orem, Utah, Estados Unidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...