jueves, 1 de octubre de 2015

HISTORIA DEL KUSTOM 10




HISTORIA DEL KUSTOM 10


SANGRE Y FRIKIS



REDACTADO Y COMPILADO
POR JOSÉ L. PARADA. C
DIRECTOR
ACTION ART EUROPE
ESCUELA DE AERORGAFÍA
BELLAS ARTES.







La década de los años 90´s quedó marcada por la disgregación de las fronteras, los límites y la desaparición de las distancias, el tiempo y la lentitud, la expansión incontrolada del internet, el ordenador, los móviles y otras formas de comunicación hicieron posibles poner en manos de la gente las maneras de expresar todo lo que quisieran, pensaran y necesitaran decir.



Romper los impedimentos de la comunicación entre la gente con medios tecnológicos y que fuese más barato, influenció por defecto la forma de vender, expresarse y conocer cualquier cosa que antes necesitaban de un libro, un programa de tv o una película en VHS para saber cómo era, los 90´s acabaron con todo eso y ahora nada sería tan novedoso, impactante o sorpresivo como solía ser.




Obviamente la información comenzó a viajar a la velocidad de la luz, aunque los años 90´s tuvieron mucho de iluso en cuanto a la manera en que la gente se creía que podía vivir o alcanzar todo lo que quisiera, e imaginarse que sería siempre así de inagotable. La tecnología al alcance de la mano hizo creer a más de uno que comprar cosas compulsivamente con solo mover los dedos no saldría caro,  la última década del siglo XX regó por el mundo el paradigma de que el internet lo pagaría todo y que los bancos eran maquinas de prestar dinero sin preguntar nada. Ahora se están pagando todas esas consecuencias.




La moda gótica que revistió al Kustom viajó a la velocidad de la luz, y la influencia o manera de sobrevivir del pensamiento Kustom tuvo también su metamorfosis, un tanto escalofriante si pudiéramos llamarlo así, para otros no era más que la conducta irracional de quienes no conformes con su identidad, simplemente optaron por ponerse un disfraz e imitar algo que no eran solo por ocio.




El Kustom Culture siempre tuvo muy dentro de sí un lado oscuro, obsceno, misterioso y publicitariamente un tato peligroso. Queriendo en alguna lejana época ser rebelde y controversial ante el sistema de vida moderno, terminó convirtiéndose en un “producto de consumo masivo” como cualquier cosa que se pudiera vender, perdió su hegemonía e ideal, pero no perdió su manera de ser, expresarse y por su puesto; venderse. Ahora ser diferente era válido, pero con "buen gusto, estilo, clase y de ¿Bien ver?




Los años 90´s lejos de ser la época de la TOP MODEL e implantar una manera más esnobista de la juventud con dinero que gastarse, porque esta claro que esta tendencia nunca fue económica, mantuvo un aspecto irreverente, tonto, y exhibicionista, que había heredado de los desaparecidos 80´s y que se revistió de oscuridad, rojos granates y maquillajes vampirescos. Se alejó de los fetiches del cuero, las puntas metálicas y los trapos de colores.
El Kustom se volvió gótico.


Sin acercarse ni siquiera a sus propias raíces, su música, sus suburbios, sus guitarras, sus motos etc. El Kustom ya formó parte innegable de las clases medias y pudientes. Jóvenes comunes y corrientes que iban a sus universidades, tenían sus grupos muy pacifistas o no tantos, podían no hacer nada o llegar a ser técnicos universitarios de la informática, el Derecho, la medicina forense o Ingeniería aeronáutica, entre otros, daba igual. 




El Kustom no volvió a ser jamás una cultura “exclusiva” de una parte de sociedad que se marcaba de ambigua para ser diferente. En los 90´s cualquiera podía adjuntarse un poco del Kustom y “relajarse un poco” para disfrutar de hacer lo que se quisiese, gratificándose un momento de descanso con los amigos o la pandilla, para luego tener que regresar al mundo real y la posibilidad de hacer dinero, trabajando o no, en esos años aquello se podía hacer.




La moda gótica fue un paréntesis en la Historia del Kustom, que convertida en una moda, pasaba por este tiempo poniéndose a disposición de cualquier consumidor que estaba dispuesto a conocer algo, que 60 años antes marcó una forma de pensamiento que nada tenía que ver ya con un presente tan soluble como un modelo de móvil que se había descontinuado y habría que salir corriendo a comprar el más reciente.



Lo curioso de este corto período, fue que el mundo motero supo mantenerse a flote, aquella década y sus banales o irracionales maneras de hacer dinero en el mundo occidental, permitieron a los no tan jóvenes incrementar su ego, rescatando o reinventando la manera de subirse a una moto Harley y perderse en las infinitas carreteras de la vida, aprovechando que todavía lo podían hacer y lo podían pagar, aunque en sus casas no hubiese para pagar el alquiler.




El kustom cultura sobrevivía como siempre lo ha hecho, a pesar de tener que soportar la discrepancia de su propia actitud y sus incoherencias sociales, esta tendencia no desaparecería con el nuevo siglo, al contario, al igual que pasó con el Barroco que terminó convirtiéndose en Rococó, el Kustom pasaría de los gótico a lo estrambótico, algo muy carnavalesco y exagerado que veremos en el capítulo siguiente de nuestra historia del Kustom Culture.



2000


KUSTOM TUNING SHOWS.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...