miércoles, 1 de noviembre de 2017

HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN FANTÁSTICA 8.



Historia de la Ilustración Fantástica 8.



Compilada y redactada
Por José L. Parada C.
Director Action Art Europe
Escuela de Bellas Artes
Aerografía Profesional
WWW.ACTIONART.ES
WWW.JLPARADA.COM



Capítulo 8



Los Artistas.

HAJIME  SORAYAMA


 SEXY  ROBOTS


Uno de los dogmas más respetados por los artistas de lo fantástico reza que para que lo ilustrado se vea real, se debe lograr que lo increíble sea creíble.  Cuando nos inspiramos en esa realidad supuesta siempre se recrea una imagen de un modelo ya existente, luego alterando la forma, la proporción, los efectos y los detalles, esa realidad transporta o impacta, dejando a la imaginación y su sensación visual hacer lo demás. Sin embargo, cuando esa imagen “se inventa” ya es otra cosa más seria. Se trata de que dicho concepto logre su implantación cultural por los medios a tal punto, de que a partir de allí ese concepto “creado” se quede en el inconsciente colectivo por mucho tiempo, acabando por servir de inspiración para los futuros artistas, que ya solo requieren ver lo que aquel “Maestro” “creó” para cambiar lo que necesiten.





Hajime Sorayama logró eso sin un solo medio digital a la mano, creó un concepto nuevo, aunque ya visto de manera precaria hasta 1977 en el tema, fue su técnica, su diseño, su innovación, y su manera, justo en la época de revolución tecnológica de la década de los 80´s, la que puso su trabajo en lo más alto a nivel comercial, y marcó precedente para lo que vino después.

 


Hajime Sorayama nació en la prefectura de Ehime en la isla de Shikoku al sur de Japón el 22 de Febrero en 1947.  Con un gran coeficiente intelectual finalizó sus estudios muy temprano, demostrando grandes aptitudes para las artes demostrados en la escuela superior, aunque cumplió a regaña dientes sus estudios, su interés se inclinó siempre por el dibujo para librarse de tensiones escolares, dedicándose a los que más le gustaba: Diseños de aviones, barcos, incluso ganadores de concursos en alguna ocasión.




Continuando en la High School, ingresó en la Gakuin University en Snkoku,  interesado por el campo lingüístico de la lengua griega y por la cual se vio interesado en el inglés, motivado por compañeros de curso que disfrutaban de películas del Western americano de la época, por los cuales sintió pasión por el Country y el Reggae que contrataban con su natural condición oriental nipona.




Graduado en la Escuela Superior de Arte en 1969 comenzó con lo que mejor se le daba: el diseño, sin embargo su apetito artístico era mayor, decidiendo optar trabajar en su pequeño estudio en las noches de insomnio.  Con su trabajo ilustratico logró ingresar en Asahi Tsushina como ilustrador comercial.  La ilustración comercial era bien pagada pero al ser rutinaria se sentía mantenido en una situación rutinaria y poco innovadora, temiendo a convertirse en mediocre por llegar a estar años repitiendo la misma forma de ilustrar solo por dinero.




Su carácter obsesivo al trabajar sin descanso el ganó una úlcera gástrica fruto de su voluntad equívoca de hacer muchos encargos para retarse a sí mismo y ganar más dinero.  Tal compulsiva forma de trabajar acabó cansándolo hasta lógicamente comenzar a incumplir trabajos.  Luego de dos años de tratamientos médicos y re ordenarse, decidió renunciar y dedicarse al destajo, una decisión muy arriesgada para su edad con gran talento pero con poca experiencia de la vida en los medios.




El trabajar copiando a otros famosos por encargo por bajo presupuesto trajo más problemas a su inconforme carácter y perfeccionista manera de trabajar, ocasionándole problemas de ansiedad y trastornos del sueño, con la que tuvo que someterse a otros tratamientos médicos.



Aunque en su juventud era muy rígido en el dibujo y su manera lógica de ver las formas, comenzó a trasladar esa inflexible manera de plantearse la justificación de las formas y sus funciones a estructuras mecánicas vistas desde su perspectiva y utilidad, aunque fuese absurda o poco convencional, es decir; diferentes, pero siempre evitando a su juicio; que un estilo propio interviniera en el concepto, porque dicha idealización rompería el parámetro de lo creíble.  La representación pura del objeto alejado del sentimiento, la intención o el contenido emocional continuaría sin esfuerzo (construcciones, perspectivas o paisajes).




 

Los años de la independencia representaron madurez y evolución artística.  Su técnica mejoró considerablemente, dicha calidad llamó a  atención de clientes. En 1975 contrajo matrimonio con Itomi, con la que tuvo dos hijas Aichan y Nami-Chan. Luego de 1976 las cosas fueron a mejor.




En abril de 1978, un amigo Koilchi Hara, lo contrató para hacer ilustraciones para Suntoty Spirits y una serie de pósters. El Boom mundial de Star Wars llegó al Japón. La Firma comercial quería aprovechar su campaña inspirándose en la entonces innovadora imagen del C3PO, pero quería una versión femenina. El tiempo era limitado y los derechos de autoría era un verdadero problema, Hara le pidió a Sorayama que aprovechara la oportunidad de crear al innovador nunca visto que catapultara su carrera con el patrocinio de la firma, ya que su entrada en los medios era muy considerable, y que no exigiera tanto por los derechos porque había muchos artistas que estaban dispuestos a optar por esa oportunidad incluso sin exigirlos. Sorayama planteó un extraño robot tal como se lo habían pedido.




 A pesar de los sinsabores, la ilustración impactó de inmediato y ocasionó una reacción en cadena ordenando más ilustraciones semejantes, aunque dicho producto causó atención hacia el artista, no fue determinativo en su carrera, necesitaría 7 años más para que aquel robot saliera de las fronteras niponas al resto del mundo.




La primera Sexy Robot nació en 1978.  Básicamente era un replanteamiento femenino de la Pin Up, convertida en una forma mecanoide, su estructura totalmente justificada por sus conocimientos dieron sentido a su lógica fantástica de locomoción y  movimientos, las reflexiones de la luz en los efectos metálicos o cromados en juego con las luces y sombras eran diseñadas de forma estricta sin perder erotismo y sensualidad.  Sin embargo era muy curiosa pero no terminaba de calar una nueva forma de belleza tan pulidas sofisticadamente.





Poco a poco aquellas imágenes fueron reproduciéndose a productos industriales, manufacturas de informática, máquinas de oficina y otras materias primas. La conjugación de erotismo, sensualidad y robótica no terminaba de agradar a los clientes, sin embargo el público común y corriente era otra cosa. 



Cuando la sexy robot llegó por causalidad a los Estados Unidos, la cosa cambió drásticamente.  Para esas fechas la producción y series de las famosas muñecas fueron adoptadas de manera fabulosa.  Al principio se llegó a pensar de que el aerógrafo era capaz de alcanzar tal grado de realismo, incluso por un tiempo se prohibió a Sorayama revelar ¿Cómo las hacía? No sería el nuevo milenio cuando el propio Sorayama, ya casi millonario, confesaría que era muy poco diestro con el aerógrafo porque todas sus Sexy Robots era hechas a puro pincel.




En el año 2000, la revista Penthouse contrató a Sorayama casi exclusivamente para realizar una serie de Pin Ups con alto contenido sexual para combatir la caída de sus ventas por el auge de las publicaciones digitales. La industria del Porno se resistía a ser absorbidas por el internet y decidió cruzar líneas rojas.  Sorayama, ya adoptado por el mercado americano no dudó den darle un giro de 180 grados a su trabajo superándose a sí mismo con un concepto nuevo o digamos “evolutivo a su sexy robot”, finalmente luego de 20 años se le dio a la muñeca alma, carne y perversión.
El contenido explícito, para fílico, exhibicionista o perverso que sus Pin Ups mostraron fueron duramente criticados por muchos y aplaudidos por otros, porque según la opinión pública mostraba una evolución de su técnica y concepto, pero a la vez una degeneración social absoluta. Como sea, las cuentas y las cifras obtenidas por las ventas y  libros retrospectivos o re editados  dicen más que cualquier cosa.




Actualmente Sorayama continua su trabajo artístico, diversificado en muchas ramas del diseño digital, el cine, la Marvel Cómics, Hoollywood, la TV ect. Con exhibiciones en galerías, salas expositivas como su retrospectiva en MOMA en 2010 y medios artísticos en USA y Japón respectivamente.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...